Page 45 - Cimbra397

Basic HTML Version

enero-abril 2012 /
pág 45
Cimbra
a refuerzo de firmes y al equipamiento
viario, la red española de carreteras em-
pieza a mostrar claros síntomas de un
deterioro que la Asociación Española de
la Carretera califica como“peligroso”, y
cuyas consecuencias no se harán espe-
rar: incremento de la exposición al ries-
go de sufrir un accidente de tráfico; pér-
dida de competitividad interterritorial y
con respecto a nuestros socios europeos;
aumento exponencial de los costes de
reparación (
cada euro no invertido
a tiempo en refuerzo de firmes se
transforma en 5 € a los tres años y en
25 € a partir del quinto
); incremento
de los costes de mantenimiento de los
vehículos y aumento de las emisiones
contaminantes, entre otras. A las que
suman consecuencias colaterales para
el usuario con claras implicaciones en
la seguridad, tales como la exigencia de
mayores niveles de concentración en la
conducción derivada de la necesidad de
prestar más atención al pavimento, con
el consiguiente aumento del cansancio
y la pérdida de percepción respecto de
las circunstancias del tráfico, la vía y la
señalización.
El estado de
conservación de los
firmes de las carreteras
obtiene la peor nota en
25 años
La conclusión más destacada del
Estudio sobre Necesidades de Inversión en
Conservación
es, sin duda, el notable de-
terioro del firme tanto en la Red de Ca-
rreteras del Estado como en la Red Au-
tonómica, obteniendo una calificación
media de“deficiente”en ambos casos.
La situación es especialmente grave
para las carreteras Autonómicas, que
registran una caída de 31 puntos en su
nota media con respecto al año 2005,
ejercicio en el que el índice de estado
de los firmes de estas vías se situaba en
un nivel“aceptable”.
Respecto a los firmes de las carrete-
ras del Estado, han perdido 17 puntos
entre 2005 y 2011, pasando también de
una situación “aceptable” en el primer
año de la serie a un “deficiente” en el
momento actual.
Para ambas redes, el Estudio de la
Asociación Española de la Carretera
otorga al estado de conservación de los
firmes la peor nota de los últimos 25
años, y ello pese al importante número
de kilómetros que se han construido.
Esto pone de manifiesto que el pavi-
mento empieza a mostrar síntomas
evidentes de un grave deterioro estruc-
tural consecuencia de la falta de inver-
sión en su mantenimiento.
Así, las inversiones en refuerzo de
firmes en la Red de Carreteras del Esta-
do han pasado de más de 500 millones
de € anuales en los años 2007 y 2008 a
28 millones de € en 2009, 14 millones
de € en 2010, 0 € en 2011 y 0 € en los
tres primeros meses de 2012.
En este sentido y desde el punto
de vista de necesidades inversión, la
auditoría llevada a cabo por la AEC es-
tima que devolver al firme a un esta-
do de conservación adecuado requiere
actualmente una inversión mínima de
5.200 millones de € (94,2% de la inver-
sión total). De ellos, la Red del Estado
precisa de 1.600 millones, y la Red Au-
tonómica de 3.600 millones.
Desde la AEC se propone huir de
los planes de choque y consolidar unos
programas anuales dedicados a refuer-
zos de firmes vinculados al valor patri-
monial de la red. Se trata de la opción
más indicada para mantener el patri-
monio vial, garantizar la seguridad vial
y reducir los gastos de conservación de
los firmes de carreteras.
Señalización vertical: Hay que
reponer 325.000 señales
Con una calificación media de 4,9
y 4,5 respectivamente, la señalización
vertical en las carreteras del Estado y
en las Autonómicas obtiene una pun-
tuación por debajo del aprobado. Con
ello se consolida la calificación de“de-
ficiente” que este tipo de señalización
viene arrastrando desde los primeros
años de la década de 2000.
Barrera metálica reparada con alambre de forma defectuosa.
Zona de deterioro estructural (capas subyacentes) y
reparación inadecuada de baches.