Page 52 - Cimbra396

Basic HTML Version

pág 52
/ septiembre-diciembre 2011
Noticias del Sector
Cimbra
C
on esta decisión, hecha pública por elVicepresiden-
te y Comisario de Transporte, Siim Kallas, España
logra que la Unión Europea (UE) ratifique su apues-
ta por la consecución de un sistema de transportes
mallado en el que se prioriza la intermodalidad, la
eficiencia económica y la sostenibilidad ambiental.
El nuevomodelo de la Red
Transeuropea de Transportes
Desde 1996, año en que se establecen las primeras direc-
trices de la Red Transeuropea de Transportes (RTE-T), la UE ha
sometido en dos ocasiones a esta Red a un proceso de revisión:
la primera data de 2003 y la actual que se inició en 2009.
A lo largo de estos dos últimos años, la Comisión Europea
y los Estados miembros han realizado el que probablemente
sea el ejercicio de planificación más importante que nunca
antes se ha realizado en el ámbito del transporte en Europa.
Este arduo trabajo, en el que España ha participado activa-
mente, culmina con el establecimiento de un modelo formado
por una Red Básica y otra Global. Esta última garantiza el
acceso a todas las regiones de la UE con unos estándares míni-
mos comunes. La Red Básica, que forma parte de la Global,
constituirá una malla conexa que unirá los nodos y enlaces de
importancia estratégica a través de Corredores multimodales.
Para la constitución de la Red Básica, la Comisión ha iden-
tificado unos nodos primarios sobre la base de unos criterios
objetivos. Por ejemplo, que sean áreas urbanas de más de un
millón de habitantes o que sean puertos con un tráfico anual
superior al 1% del total del tráfico de la UE.
El nuevo modelo prevé además los mecanismos para
garantizar que los Estados miembros cumplen con sus obli-
gaciones para con la Red. Así, las infraestructuras de la Red
Básica deberán estar concluidas antes del fin de 2030 y las de
la Red Global en 2050.
Por otra parte, la Comisión ha presentado un Reglamento
financiero por el cual los Estados miembros han tenido que
definir las actuaciones que pretenden realizar. Concretamente,
el Gobierno español ha remitido un cuadro detallado con todas
las actuaciones que deberán realizarse para cumplir con las
previsiones de la Red Básica. Estas actuaciones supondrán una
inversión de más de 49.800 millones de euros, en el periodo
2014-2020.
Sin embargo, las previsiones de actuación que el Minis-
terio de Fomento ha remitido a la Comisión garantizan que
todas estarán plenamente operativas en 2020, diez años antes
del plazo máximo fijado.
Sistema de transportes eficiente y
sostenible
Los corredores, que se recogen en el mapa mallado pre-
sentado hoy por la Comisión Europea, son multimodales. Es
decir, todos los puertos, aeropuertos, nudos y plataformas
logísticas, y centros de producción estarán conectados a ejes
viarios y/o ferroviarios -y, en su caso, fluviales- de viajeros y
mercancías. Lo que significa la plena interoperabilidad.
Además, la decisión de la Comisión Europea garantiza, en el
ámbito del transporte ferroviario, que España supere el viejo pro-
blema que arrastra en cuanto al ancho de vía -que ha supuesto
una gran barrera comercial- ya que los corredores ferroviarios
deberán ser interoperables. Es decir, deberán contar con ancho
internacional, sistema ERTMS y deberán estar electrificados.
Estas dos medidas, la multimodalidad e interoperabilidad,
vienen a garantizar un sistema eficiente y sostenible. Esto se
traduce en una reducción en los costes de las empresas, lo que,
a su vez, conllevará un mayor crecimiento y desarrollo econó-
mico para nuestro país.
Además, se eliminarán los cuellos de botella y se favo-
recerá la sostenibilidad al potenciar el modo de transporte
ferroviario, el más respetuoso con el medio ambiente.
Red de transportes mallada
La decisión de la Comisión consiste en una red conexa
que abarca de una forma ordenada y coherente el conjunto
del territorio nacional.
La Unión Europea acepta la propuesta
del Gobierno de España sobre Redes
Transeuropeas de Transporte
La Comisión Europea ha avalado, el pasado 19 de octubre, la propuesta del Ministerio de Fomento de incluir
en las Redes Transeuropeas de Transportes un mapa mallado que contempla cinco grandes corredores:
Mediterráneo, Central, Atlántico, Cantábrico-Mediterráneo, y Atlántico-Mediterráneo.