Page 45 - Cimbra396

Basic HTML Version

septiembre-diciembre 2011 /
pág 45
Cimbra
actualmente se siguen empleando en
ingeniería civil están basadas o inclu-
so son las mismas que aportó Freyssi-
net hace ochenta años.
Su amor por los trabajos bien he-
chos y ese espíritu artesano e inde-
pendiente fueron algunas de las ca-
racterísticas que le hicieron abordar
los problemas de ingeniería en todas
sus facetas: el proyecto, la ejecución
y el resultado económico. Gran parte
de su éxito estuvo no solo en diseñar
y construir estructuras muy atrevi-
das y espectaculares que además eran
competitivas económicamente, sino
que desarrolló e inventó numerosos
medios auxiliares y constructivos que
hicieron posible que las obras muy
complejas se llevaran a cabo sin ma-
no de obra especializada. En los tiem-
pos actuales es impensable que una
misma persona pueda abarcar todas
estas tareas y que asuma importantes
riesgos económicos y profesionales
como él lo hizo.
En sus primeros años de colegio
en París, no tiene buenas relaciones
con sus compañeros que se burla-
ban de su acento gascón y de su in-
genuidad aldeana; se refugia en las
enseñanzas de sus profesores, asiste
a clases nocturnas de electricidad in-
dustrial, física, química, etc. y en casa
se dedica a realizar experimentos me-
cánicos con los que disfruta.
SU INGRESO EN LA ESCUELA
Con 20 años ingresa en la Escuela
Politécnica donde tampoco acaba de
adaptarse pero tiene mejor relación
con sus compañeros, muchos de ellos
procedentes también de provincias.
Cuatro años más tarde elige, sin du-
darlo, continuar sus estudios en la
Escuela de Puentes y Caminos (Ponts
et Chausses). Entrará en contacto con
excelentes ingenieros que fueron sus
profesores; con ellos entabla una re-
lación que durará años y en especial
con Rabout que le reveló las cualida-
des y defectos del hormigón.
Como manifestará en varias oca-
siones, la Escuela de Puentes y Cami-
nos, no cambiara su criterio de que las
matemáticas aplicadas a las estructu-
ras, son un medio de comprobación
de la bondad de lo diseñado pero en
ningún caso lo consideraba un méto-
do deductivo del que surjan las ideas
creativas. Esta forma de entender la
ingeniería le traerá enemistades y al-
guna decepción.
SUS PRIMEROS TRABAJOS
En 1905 al acabar sus estudios,
es nombrado ingeniero del servicio
vecinal de la zona de Vichy, con el
cometido de asesorar a los alcaldes
en lo referente a la construcción y
mejora de caminos y puentes. Allí
tiene la suerte de encontrar a Charles
Wender, como ingeniero jefe, del que
recibirá apoyo y comprensión para
llevar a cabo muchas de sus ideas,
algunas de las cuales no encajaban en
los reglamentos oficiales.
Rápidamente comprendió los
problemas que le presentaban los al-
caldes; necesitaban puentes para sal-
var los ríos y mejorar el transporte en
carretas locales y caminos agrícolas,
pero no tenían fondos suficientes y
las ayudas del Estado tardaban mu-
cho en llegar. Él, les propuso realizar
los puentes en hormigón, en vez de
fábrica, reduciendo el costo a una
quinta parte, corriendo por cuenta
del personal del municipio los mo-
vimientos de tierras y los transpor-
tes. El primer alcalde al que se lo
propuso, acepto las condiciones y
consiguió los fondos. Freyssinet pasó
muchas horas diseñando hasta el
último detalle de aquel puente, con
una concepción totalmente original,
que salvaba mayor luz pero necesi-
taba unos estribos menores y consi-
guió su propósito, un puente mucho
más barato, donde él mismo trabajó
como encofrador, carpintero y ferra-
llista, formando a los jóvenes de la
región; al mismo tiempo controla-
ba los costos y los pagos. La noticia
Granparte de su
éxitono estuvo
solo endiseñar
estructuras
espectaculares,
sinoen los inventos
constructivos que
desarrolló
Foto 2. José Antonio Fernandez-Ordoñez