CIMBRA· Revista del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas e Ingenieros Civiles · enero-junio de 2017 - page 31

enero-junio 2017 /
pág 31
Cimbra
prefabricación. Cuando éstas existen se
produce un aumento directo de la cali-
dad de los productos y de los servicios
que, poco a poco, son exigidos en mayor
medida por el propio mercado.
El aseguramiento de la calidad y el
propio control de calidad de los elemen-
tos de hormigón prefabricado se esta-
blecen en dos niveles:
- Control interno del programa de
aseguramiento de la calidad con
controles internos continuos.
- Certificación de las instalaciones
mediante controles de calidad su-
pervisados desde el exterior.
La certificación de las plantas de
producción de hormigón prefabricado
implica que se fabrican productos de ca-
lidad, y que el buen funcionamiento del
control de calidad interna es verificado
por una organización de inspección in-
dependiente.
La capacidad confirmada implica
que la planta está correctamente equi-
pada y que el personal que la maneja
está capacitado para producir productos
de calidad. Se lleva a cabo inspeccionan-
do los procesos productivos, los materia-
les, equipamientos, personal y la confor-
midad de los productos con el Programa
de Certificado de Plantas. Esto significa
que el fabricante es capaz, en virtud de
su personal, medios, experiencia y un
activo programa de aseguramiento de
la calidad, de producir precisamente
productos de calidad. La certificación de
las instalaciones evalúa la capacidad ge-
neral de una instalación para mantener
unos procesos de producción correctos y
un programa efectivo de aseguramiento
de la calidad.
El presente y ¿el futuro?
El sector del hormigón prefabricado
pesado está progresando rápidamente
en los países de América del Sur. Sin
duda, los grandes paquetes de inversio-
nes en infraestructuras están motivando
que el número de estructuras de todo
tipo a proyectar o a ejecutar haya creci-
do exponencialmente. En ese contexto
el tiempo de ejecución en la obra debe
pasar a ser uno de los parámetros más
importantes a valorar.Y mucho más si el
contrato recoge características concesio-
nales o relaciona aspectos de pago con
tiempos de ejecución. Otras cuestiones
adicionales, aunque no de menor im-
portancia, como el aprovechamiento in-
trínseco de las características mecánicas
de los materiales o la habitual mejor ca-
lidad de la ejecución, y en consecuencia
la mejora de la condiciones de durabili-
dad, deben conducir ineludiblemente a
incorporar las alternativas prefabricadas
como opciones plausibles en el momen-
to de establecer los diseños o tomar las
decisiones correspondientes.
En resumen, la tecnología prefabri-
cada de hormigón es evidentemente
una buena alternativa, pero siempre bajo
unos parámetros lógicos de diseño y eje-
cución. La ingeniería de elementos pre-
fabricados obliga al proyectista primero
y al constructor después a tener unos
conocimientos mínimos de los proce-
dimientos habituales de ejecución y de
las diferentes fases resistentes que se van
originando al construir una estructura
prefabricada. La aparente simplicidad de
los sistemas prefabricados esconde una
gran cantidad de“know-how”que debe
sermanejado con la suficiente prudencia
y maestría.Y en ese punto precisamente
es donde las empresas especializadas en
este tipo de tecnología son capaces de
colaborar y ofrecer su experiencia.
n
Puerto del Callao (Perú).
bibliografía
-
Accelerated Bridge Construction -
Experience in Design, Fabrication and
Erection of Prefabricated Bridge Ele-
ments and Systems
. Virginia, 2011.
Final Manual. Report no. FHWZ-
HF-12-013.
-
Estructuras de Edificación prefabri-
cadas
. Asociación Técnica Española
del Pretensado. Madrid, 1996. ISBN:
84-7292-281-2.
- Sanz Balduz, Luis Javier & León
Prieto, José Rafael:
Tablero de Hor-
migón Prefabricado
. Copycenter Digi-
tal. Zaragoza, 2012. ISBN: 978-84-
15515-16-6.
1...,21,22,23,24,25,26,27,28,29,30 32,33,34,35,36,37,38,39,40,41,...76
Powered by FlippingBook