CIMBRA· Revista del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas e Ingenieros Civiles · agosto-diciembre de 2016 - page 59

agosto-diciembre 2016 /
pág 59
Cimbra
Una vez analizados los datos, se
pudo constatar que la flecha real que
experimentó la pasarela se aproxima-
ba con un error inferior al 5% de la
flecha teórica prevista -Timoshenko
gratias-, por lo que se dio por supera-
da la prueba.
Marca de la casa. Nota
del autor.
Mi afición, y en ocasiones profe-
sión por la astronomía, sumado a que
de forma“casual”la planta de la pasa-
rela es interceptada por el meridiano
cero (o de Greenwich) aproveché para
hacer que la pasarela tuviera además
de su uso evidente, el que fuera un
instrumento para medir el tiempo con
un trasfondo pedagógico.
Desde hace miles de años, nues-
tros antepasados aprendieron a saber
cuándo los frutos estarían listos pa-
ra su recolección o cuándo llegarían
animales de cuya caza dependían pa-
ra su sustento. Aprendieron a medir
el tiempo. Esto les permitió construir
calendarios cada vez más precisos en
los que determinaban los momentos
propicios para las distintas tareas agrí-
colas, mejorando la producción y per-
mitiendo el avance de las sociedades.
Todo ello dependía de la observa-
ción de los fenómenos astronómicos: el
movimiento aparente del Sol, las fases
de la Luna y el movimiento aparen-
te de las estrellas. Estas observaciones
permitieron determinar intervalos de
tiempo como el día, la noche, las fases
lunares, las estaciones, etc., tan esencia-
les en el desarrollo de la agricultura.
Uno de los instrumentos más senci-
llos utilizado desde hace miles de años
consiste en un palo vertical (gnomon)
que proyecta una sombra y unas marcas
en el suelo: el reloj de sol. Funciona así.
En un día, a medida que la altura del Sol
sobre el horizonte es mayor la sombra
es más corta; en un año, a medida que
nos acercamos al invierno la sombra es
más larga. De modo que la longitud de
la sombra nos da información sobre el
momento del día y del año.
Un reloj de sol nos da la hora solar
verdadera, que no es la misma que la
hora oficial que indica nuestro reloj.
Cuando el Sol alcanza el punto más
alto sobre el horizonte y cruza el meri-
diano del lugar es mediodía. El tiempo
que transcurre entre dos pasos sucesi-
vos por el meridiano del lugar es el día
solar verdadero. El día solar así defini-
do no tiene el mismo valor en distin-
tas épocas del año, debemos tener en
cuenta dos correcciones: una debida
a la inclinación del eje de rotación de
la Tierra, es decir, el plano del ecuador
terrestre no es el mismo que el de la
órbita de la Tierra alrededor del Sol, y
otra debida a que la órbita de Tierra en
torno al Sol no es una circunferencia,
es ligeramente elíptica, y la Tierra no
se mueve uniformemente (2ª Ley de
Kepler). Estas correcciones toman for-
ma en el analema, que es la curva que
puedes ver dibujada en el suelo (pro-
yectada en el plano del tablero de la
pasarela), que es la suma algebraica de
todas las correcciones que es preciso
aplicar al tiempo solar verdadero para
calcular la hora media.
Para aprovechar la luz solar, en mu-
chos países se establece un horario de ve-
rano y uno de invierno con un adelanto
respecto de la hora solar. En Beniarbeig,
en el horario de invierno la hora oficial
es una hora más que la del meridiano de
Greenwich y dos en verano.
La pasarela de Beniarbeig está gi-
rada 15 grados con respecto al meri-
diano de Greenwich, y en ella se ha
dibujado la curva analemática corres-
pondiente a las 11 hora solar, por lo
que podremos hacer directamente la
lectura de la hora civil correspondiente
(1 hora más en invierno y dos en ve-
rano), además de proporcionarnos la
fecha y ecuación del tiempo del día.
En este reloj de Sol, el tradicio-
nal gnomon ha sido sustituido por
uno imaginario, del que únicamente
se proyecta la sombra de su vértice
superior, y a la cual se le ha practicado
un agujero para facilitar la lectura.
En el suelo de la pasarela junto
a las reseñas del reloj queda la fra-
se “Multi pertransibunt et augebitur
scientia”que espero se cumpla.
n
Coordenadas GPS del estribo sur de la pasarela.
Andema: suma del movimiento, debido a la excentrici-
dad de la órbita a su ubicuidad.
Modelización 3D de la proyección de la sombra del
gnomon sobre la pasarela.
Gnomon.
1...,49,50,51,52,53,54,55,56,57,58 60,61,62,63,64,65,66,67,68,69,...76
Powered by FlippingBook