CIMBRA· Revista del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas e Ingenieros Civiles · agosto-diciembre de 2016 - page 48

pág 48
/ agosto-diciembre 2016
Artículos técnicos
/
Infraestructuras
Cimbra
reforzado” editado por el MOPU en
1989 y reeditada por el Ministerio
de Fomento en 1998 ya claramente
superado, que fue un primer acerca-
miento al tema pero muy orientado
a los muros de
Tierra Armada
refor-
zados con flejes metálicos y poco al
uso de geosintéticos de refuerzo. En
2003 el Ministerio de Fomento edita
la Guía de cimentaciones en obras de
carretera, donde en el capítulo 6.5.
se mencionan también los muros de
suelo reforzado.
Esto tampoco es malo en sí
mismo y da libertad al proyectista. Lo
que si se le debe pedir, desde nues-
tro punto de vista, es coherencia y
no mezclar coeficientes de reducción
y mayoración, factores de seguridad
y métodos de cálculo de diferentes
procedencias. De ayuda, al menos en
un primer acercamiento, es seguir
alguna norma o metodología existen-
te y que están sancionadas con las
prácticas tanto europeas como ame-
ricanas. Las clásicas se basan en bus-
car un equilibrio en el estado límite
último de la estructura y comprobar
factores de seguridad globales; las
más recientes con factores parciales.
Mencionamos las más usadas:
Para los muros de bloques las más
extendidas son las normas americanas
debido a que las patentes constructivas
de bloques tienen origen en Estados
Unidos. Las más conocidas son:
El método de la NCMA
Nacional
Concrete and Masonry Association
basado en la publicación“Design Manual
for Segmental Retaining Wall
”. La últi-
ma edición es de 2010 que permite
diseñar en estados límites últimos
con factores de seguridad globales.
Los manuales que edita el U.
S.
Department of Transportation
Publication
son muy útiles y completos
y además son gratuitos. El más recien-
temente publicado son los FHWA-
NHI-10-024 y 025 del 2009 donde
ya actualizan a factores de seguridad
parciales (minoración de resistencias y
mayoración de cargas) el texto clásico
FHWA NHI- 00-043 manual del 2001
que se basaba en análisis de equilibrio
en estado límite último y factores de
seguridad globales.
En cuanto a los muros verdes, las
normas más usadas extendidas son la
alemana DIN 4084
Soil - Calculation of
embankment failure and overall stability
of retaining structures y la Británica BS
8006:2010 Code of practice for strengthe-
ned/reinforced soils and other fills
ambas
basadas en métodos de equilibrio en
estado límite último, con factores par-
ciales o globales. La americana FHWA-
NHI-10-024 también recoge este tipo
de muros vegetalizados en su segundo
volumen.
Conviene realizar finalmente un
estudio en condiciones del estado
límite de servicio para controlar las
deformaciones de la estructura como
ya hemos indicado, cosa que se puede
realizar usando métodos numéricos o
limitando las deformaciones de ser-
vicio de los geosintéticos por efecto
de la fluencia. En diferente normativa
se limita la deformación del refuer-
zo geosintético al 1%, excepto en los
casos de muros bajo estribos de puen-
te que se limita aún más hasta el 0.5%
máximo.
Geomallas, tensión
nominal y de diseño,
curvas isócronas.
Fluencia
Las geomallas son geotextiles
tejidos poliméricos dispuestos en
forma de cuadrícula y recubiertos
de un material que los proteja de los
daños mecánicos, los rayos U.V. y del
ambiente químico. Pueden presentar
una dirección principal de refuer-
zo (uniaxiales) o en los dos sentidos
del plano (biaxiales); las primeras se
suelen usar para refuerzo de estruc-
turas de contención y las segundas
en refuerzo de bases. Se caracteri-
zan por presentar una alta resisten-
cia a tracción, una gran imbricación
y rozamiento con el terreno, y unas
deformaciones asumibles.
1...,38,39,40,41,42,43,44,45,46,47 49,50,51,52,53,54,55,56,57,58,...76
Powered by FlippingBook