CIMBRA· Revista del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas e Ingenieros Civiles · enero-mayo de 2016 - page 48

pág 48
/ enero-mayo 2016
Artículos técnicos
/
Infraestructuras
Cimbra
regulación del embalse, puesto que
al principio del otoño finaliza la
campaña de riego.
Después de varios tanteos y cál-
culos, que se describen con mayor
detalle en el artículo presentado a
estas mismas Jornadas denomi-
nado “RECRECIMIENTO DE LA
PRESA DE YESA. DISEÑO DEL
ALIVIADERO”, se ha limitado el
Nivel Máximo Normal del embalse
(NMN) en primavera (y también en
verano e invierno) a 511,00 m; redu-
ciéndose el NMN en otoño a 509,00
m para poder laminar sus mayores
avenidas. Esta reducción de 2 m, en
el nivel de embalse en otoño, que
suponen 70 Hm3, no condiciona la
explotación de este embalse dada la
estacionalidad de las aportaciones
y sus demandas. A partir del Nivel
Máximo Normal de embalse se de-
termina la cota de coronación de
una presa (520,00 m).
ÓRGANOS DE DESAGÜE
Desagüe de fondo
Puesto que la presa deYesa se en-
cuentra en explotación y como se ha
expuesto las obras no pueden condi-
cionar su uso, debe mantenerse ope-
rativo el actual desagüe de fondo, ya
que la legislación española requiere
que todas las presas en servicio dis-
pongan de este elemento. La con-
dición anterior impide prolongar el
actual desagüe de fondo, puesto que
las obras a realizar lo dejarían tem-
poralmente fuera de servicio.
Cuando se construyó la pre-
sa actual se dejaron dos conductos
de 2,50 m de diámetro atravesando
el cuerpo de presa para permitir la
instalación de una central de pie de
presa. Dicha central no ha llegado a
construirse, ya que desde los años 70
se preveía inminente el recrecimien-
to del embalse. Para el nuevo des-
agüe de fondo se aprovecha la doble
toma existente para la citada central
cuyo umbral en origen se encuentra
a la cota 448,40 m (ver Fig.5).
Aunque la embocadura de este
nuevo desagüe de fondo está casi 20
m por encima del actual, el volumen
muerto por debajo de ella es de sólo
18 hm3, y se encuentra por debajo de
la toma del Canal de Bardenas, por lo
que no se reduce el volumen disponi-
ble para satisfacer las demandas abas-
tecidas desde este embalse.
Dentro de las dos tuberías de 2,50
m de diámetro embebidas en el cuer-
po de presa, se introducen otras de
2 m de diámetro, que se prolongan
dentro de una galería de 230 metros
de longitud con 5,35 m de anchura
interior en su base y 6,19 m de altura
máxima, que atraviesa todo el cuerpo
de la presa recrecida, hasta finalizar en
un cuenco disipador de energía a tra-
vés del cual se incorpora el río Aragón.
Las tuberías se recubren de hormigón
en toda la anchura de la galería, de-
jándose acceso por encima del relle-
no de hormigón, simplificándose las
labores de mantenimiento durante la
explotación de la presa.
Cada uno de los dos conductos
dispone de dos válvulas compuertas
tipo Bureau; las de aguas arriba alo-
jadas en una cámara situada al pie del
talud escalonado de la actual presa, y
las de aguas abajo situadas al pie de la
presa recrecida.
Del conducto izquierdo surge una tu-
bería de 0,80 m de diámetro que finaliza
con una válvula Howell-Bunger desde
la que se podrán suministrar caudales
medioambientales, que es la única de-
manda a suministrar desde este desagüe.
Del conducto derecho surge una
tubería de 1,50 m de diámetro que
finaliza con una brida ciega, a la que
Por la zona
del embalse
de Yesa han
discurrido,
desde el
siglo IX, los
peregrinos
en su camino
hacia Santiago
de Compostela
Fig. 4. Planta del embalse de Yesa
1...,38,39,40,41,42,43,44,45,46,47 49,50,51,52,53,54,55,56,57,58,...80
Powered by FlippingBook