CIMBRA· Revista del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas e Ingenieros Civiles · enero-mayo de 2016 - page 45

enero-mayo 2016 /
pág 45
Cimbra
T
ras la justificación de la nece-
sidad de su recrecimiento, se
analizan las diversas alterna-
tivas posibles, se determinan
sus dimensiones y se descri-
be el recrecimiento proyectado, con las
repercusiones que para las obras supone
la necesidad de mantener la explotación
normal del embalse, haciendo especial
mención a sus órganos de desagüe.
MARCO GEOGRÁFICO
La presa de Yesa se encuentra si-
tuada al norte de España, en el lími-
te de las comunidades de Navarra y
Aragón, dentro de la cuenca del río
Ebro, y más concretamente en uno de
sus principales afluentes por su mar-
gen izquierda, el río Aragón. La cuen-
ca dominada por la presa deYesa tie-
ne una superficie de 2.170 km2, con
una aportación media de 1.322 Hm3/
año.
LA PRESA EXISTENTE
La regulación del río Aragón es un
objetivo que se persigue desde hace
varios siglos (documentado desde el
año 1498). El primer proyecto com-
pleto de la actual presa se redactó en
el año 1912, iniciándose su construc-
ción en el año 1928, habiendo entra-
do en servicio en año 1959, sirviendo
desde entonces para: satisfacer las
demandas de una importante zona
regable (Bardenas) con unas 85.000
ha; abastecer a los pueblos de la
zona; para laminar las avenidas del
río Aragón; y para mantener el caudal
ecológico del río.
La presa es de gravedad, tiene 78
m de altura sobre cimientos y 480.000
m3 de hormigón; el paramento de
aguas arriba es vertical y el de aguas
abajo escalonado, con un talud equi-
valente a 0,78(H):1(V). Su coronación
tiene 398 m de longitud a la cota 490,0
y 7,0 m de anchura. El volumen de
embalse a su Nivel Máximo Normal
(cota 488,61 m) es de 447 Hm3.
El aliviadero, situado fuera de la
presa en las proximidades del estri-
bo izquierdo, está formado por cua-
tro pozos verticales, con compuertas
de tipo sector de 20 m de longitud y
6 m de altura, que conectan con cua-
tro galerías en túnel, a través de las
cuales se entregan las aguas vertidas
por aquel al río Aragón, a través de
un cuenco amortiguador.
NECESIDAD DE
RECRECIMIENTO
La zona regable del Canal de
Bardenas (ver Fig.2) se delimitó a
comienzos del siglo XX considerán-
dose una superficie útil de 110.000
hectáreas, suponiendo que el culti-
vo mayoritario consistiría en cereal
de invierno (trigo y cebada) por lo
que, dadas las dotaciones y la dis-
tribución temporal de los caudales
demandados por estos cultivos, que
son los tradicionales de la zona, per-
mitían con el actual embalse de Yesa
cubrir ampliamente sus necesidades.
La puesta en explotación de esta
extensa zona regable todavía no ha
finalizado, mientras que la distribu-
ción de cultivos se ha modificado
con el paso del tiempo, existiendo
una mayor diversificación de los cul-
tivos (alfalfa, maíz, hortalizas, arroz,
además de trigo y cebada), produ-
ciéndose unas mayores demandas
de agua con una distribución a lo
largo del año distinta al régimen na-
tural del río Aragón; por este motivo,
ha aumentado la dotación unitaria
de agua y además se han incremen-
tado las necesidades de regulación
para adaptarse a las necesidades de
los nuevos cultivos.
La ciudad de Zaragoza y su en-
torno (actualmente con más de
800.000 habitantes) se abastecen de
agua proveniente del río Ebro, cuya
calidad es baja. Para mejorar la ca-
lidad del abastecimiento a esta im-
portante población, se estudiaron
diversas alternativas, habiendo sido
seleccionada la que, tomando agua
del embalse deYesa, utiliza los cana-
les de la Zona regable de Bardenas
para aproximarse a la ciudad de Za-
ragoza, a la que finalmente llega por
una tubería de nueva construcción
(ver Fig.2).
ALTERNATIVAS PARA EL
RECRECIMIENTO
Una vez evidenciada la necesi-
dad de incrementar la regulación
del río Aragón, se estudió la conve-
niencia de crear un nuevo embalse
o recrecer el existente.
Ante esta cuestión se optó por
recrecer el existente ya que se mini-
mizaban las afecciones y se evitaba
el desvío del río, aunque se tenía el
condicionante de no afectar a la ex-
plotación de la presa actual con las
obras del recrecimiento.
El recrecimiento del embalse
produce menos afecciones que uno
nuevo, ya que para el mismo vo-
lumen se ocupa menos superficie
al situarse en la parte superior del
valle de mayor anchura. Además, en
esta zona las tierras de mayor va-
lor agrícola y como consecuencia
de ello los asentamientos y los ele-
mentos del patrimonio cultural, se
encuentran en las proximidades del
río, por lo que el recrecimiento ape-
Raimundo Lafuente Dios
Confederación Hidrográfica del Ebro
(
Marcelo Merino Arroyo
Confederación Hidrográfica del Ebro
(
Pablo De Diego Calvo
Confederación Hidrográfica del Ebro
(
)
José Luis Martínez Mazariegos
Euroestudios, S.L. (j.l.martinez@
euroestudios.es)
Luis Javier Corcuera Arriola
CV Yesa UTE (
)
1...,35,36,37,38,39,40,41,42,43,44 46,47,48,49,50,51,52,53,54,55,...80
Powered by FlippingBook