CIMBRA· Revista del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas e Ingenieros Civiles · enero-mayo de 2016 - page 36

pág 36
/ enero-mayo 2016
Artículos técnicos
/
Infraestructuras
Cimbra
INTRODUCCIÓN
C
on el aumento de la pobla-
ción y su concentración en las
ciudades, se ha producido un
incremento del tráfico, pro-
vocándose aglomeraciones en
los nudos de los sistemas viarios. Inter-
secciones como las glorietas convencio-
nales de dos carriles muestran graves
problemas de fluidez, debido tanto a
una mala enseñanza del uso de las mis-
mas, como a la imposibilidad de alcan-
zar determinadas capacidades.
Alternativas a dichas rotondas,
como las turboglorietas y las rotondas
en espiral, han demostrado poseer una
mayor capacidad y menores puntos
de conflicto. Sin embargo, a pesar de
ofrecer enormes ventajas de fluidez,
presentan algunos inconvenientes en
cuanto a la cantidad de movimientos
realizables (en las turboglorietas), así
como dificultades en la señalización
de los carriles destinados a cada movi-
miento (en las rotondas en espiral).
DISCUSIÓN
Es posible diseñar un tipo de
rotonda en espiral canalizada o una
turboglorieta con transiciones hacia
los carriles interiores, permitiendo así
todos los movimientos y asegurando
un funcionamiento sencillo para el
caso de anillos de dos carriles.
Tomando como referencia una
turboglorieta convencional de cuatro
patas, con un flujo vertical principal y
otro secundario transversal, se muestra
en la Figura 1 el rebaje que se le debería
practicar a la isleta central para favore-
cer la transición al carril interior.
Con este planteamiento, se obser-
van los beneficios de poder incorpo-
rarse al carril interior dentro del anillo
para realizar las maniobras que ante-
riormente quedaban limitadas, debi-
do a la obligada canalización hacia
el exterior de la intersección. De este
modo, los cambios de sentido desde
las vías secundarias serían ahora
posibles. Además, para diseños con
varias vías secundarias consecutivas,
la maniobra desde una vía secundaria
hasta las anteriores de su misma con-
dición (sin que haya una vía principal
entre ellas) que también se encuen-
tran restringidas en las turboglorietas
convencionales, serían posibles.
Para diseñarlo, sólo habría que
prolongar el radio interior del nuevo
carril hasta alcanzar la perpendicular
al punto de divergencia de la salida
anterior. El resto de elementos se tra-
zarían con los criterios de diseño de
cualquier turboglorieta.
Resuelto el problema de la restric-
ción de algunos movimientos, se pre-
senta el problema de la señalización:
¿Cómo reflejar en un cartel lateral toda
la información necesaria para que, de
forma clara y sencilla, los usuarios que-
En este artículo se proponen algunas medidas para solventar varios
de los defectos de las turboglorietas, como son la imposibilidad de
realizar todos los movimientos y la dificultad en el uso de las mismas
mediante una señalización más detallada. La mejora permite que
se puedan llevar a cabo todos los movimientos de forma sencilla al
añadir una transición hacia el carril interior, así como una adaptación
de la señalización existente a dicha distribución y a la normativa
española.
Oliver Marrero Jerez
ITOP e Ingeniero Civil (Hidrología y Construcciones
Civiles)
Conversión de glorietas de dos carriles
en glorietas en espiral canalizadas
con todos los movimientos permitidos
y su adaptación a la normativa de
señalización española
Figura 1. Cambio de sentido desde vía secundaria en
turboglorietas con transición al carril interior.
1...,26,27,28,29,30,31,32,33,34,35 37,38,39,40,41,42,43,44,45,46,...80
Powered by FlippingBook