CIMBRA· Revista del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas e Ingenieros Civiles · enero-mayo de 2016 - page 35

Cimbra
enero-mayo 2016 /
pág 35
y sus miembros de tan indudable
y reconocida capacidad?. ¿No re-
presenta entonces la discriminación
del CITOPIC, más que un gratuito
desaire en lo formal, un error en lo
estratégico, sea siquiera por cuanto
nuestros nuevos graduados resultan
ser, se admita o no, los ingenieros
civiles de España por autonomasia?.
Volviendo a la figura del Virrey
D. Sebastián Eslava, déspota ilustra-
do, político aristócrata y borbónico,
nombrado por Felipe V para el go-
bierno de Nueva Granada, carente
de adecuada formación militar y de
escrúpulos, depredador de talentos
y más preocupado durante el ase-
dio a Cartagena de salvar sus posa-
deras (anatómicas y políticas) que
de vencer al enemigo, reunía las
imprescindibles condiciones de ho-
norable precursor de la Administra-
ción tutelar que hoy padecemos. Ni
que decir tiene que no contento con
enterrar los restos de D. Blas en fosa
común sin honores de ningún tipo,
ordenó despachar el correspondien-
te informe oficial atribuyéndose el
mérito de la victoria.
Debo recordar que el actual Se-
cretario de Estado de Infraestructu-
ras Sr. Gómez-Pomar, telonero del
Congreso, durante su intervención
en el pasado acto de entrega del
Premio Nacional de Ingeniería 2015
de cuyo comité y jurado forma parte
el CITOPIC, omitió mención alguna
a nuestra Profesión, a su Colegio,
a nuestros cuerpos funcionariales,
a la condición de ITOP de varios
premiados asistentes o a los cente-
nares de colegiados que prestan o
han prestado en el pasado diligente
servicio en el Ministerio de Fomen-
to, por cierto promotor y pagano del
evento. Tras un discurso de com-
placencia corporativista a favor del
colectivo de Caminos, se mostró in-
capaz de articular, cuando así se
le requirió, disculpa o justificación
convincente alguna, lo cual dice
más bien poco del don de gentes
del actual Secretario en funciones,
estertóricas funciones colegiales de
fin de ciclo, añadiría yo.
Por último, a la vista y como
contraste al artificial tono del mani-
fiesto conclusivo del Congreso, pla-
gado de obviedades, generalidades
y vacuas soflamas, me atrevo a re-
lacionar puntos sustanciales para la
modernización y convergencia in-
terna de la ingeniería civil española
y a la homologación de ésta con la
europea en el marco del espíritu de
Bolonia y del sentido común:
1. Integración en una única pro-
fesión de ingeniería civil y por
tanto sujeta a regulación y co-
legiación únicas. Unificación
de cuerpos funcionariales bajo
el nombre de “Ingenieros Ci-
viles”.
2. Eliminación de cualquier gra-
do no profesionalmente ha-
bilitante y conformación de
grados inequívocamente ge-
neralistas.
3. Reconocimiento de los actua-
les estudios de Ingeniería de
Caminos, Canales y Puertos
como máster avanzado y de
investigación, promocional al
doctorado.
4. Voz única ante la futura regu-
lación profesional europea.
5. Acceso al nivel A1 y A2 en
atención a las funciones del
puesto y no de la titulación,
en consonancia con la letra del
Estatuto Básico del Empleado
Público.
6. Frente común de reivindica-
ción y defensa de las compe-
tencias de la ingeniería civil en
los campos comunes de activi-
dad profesional como la edifi-
cación, el urbanismo, el medio
ambiente e instalaciones.
Todo ello con el máximo respeto
y con vista a futuros congresos dig-
nos de tal nombre: al estilo de D.
Blas y virreyes los imprescindibles.
n
"Me atrevo a relacionar puntos
sustanciales para lamodernización y
convergencia interna de la ingeniería civil
española y a lahomologaciónde ésta con
la europea enelmarco del espíritude
Bolonia y del sentido común"
Don Blas de Lezo.
1...,25,26,27,28,29,30,31,32,33,34 36,37,38,39,40,41,42,43,44,45,...80
Powered by FlippingBook