CIMBRA· Revista del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas e Ingenieros Civiles · enero-mayo de 2016 - page 26

pág 26
/ enero-mayo 2016
Artículos Técnicos
/
Tecnología
Cimbra
mediante baterías. La sustentación del
aparato así como el ascenso y des-
censo se consigue gracias al empuje
vertical que proporcionan en conjunto
todas las hélices a una misma veloci-
dad rotatoria, mientras que el despla-
zamiento horizontal y el giro sobre el
eje vertical (guiñada) se consigue apli-
cando diferente velocidad de rotación
a los diversos motores. A diferencia
de los helicópteros tradicionales -cu-
yo rotor principal modifica el paso de
la hélice para ascender/descender y
desplazar el aparato-, en los multicóp-
teros las hélices son de paso fijo; ello
obliga a que los movimientos deben
realizarse modificando la velocidad
de rotación de los diferentes hélices,
de lo cual se encarga un dispositivo
denominado controladora, lo que vie-
ne siendo el “cerebro” de la aeronave
y de cuyas órdenes depende en todo
momento el movimiento de la misma.
Esas órdenes indicadas por la contro-
ladora son enviadas desde la emisora
(Tx) del piloto. Para que la controla-
dora pueda recibir e interpretar dichas
órdenes, éstas son recibidas en un re-
ceptor (Rx) embarcado en el aeronave
que está conectado a la controladora
y le transmite en un idioma común las
mencionadas órdenes.
La emisora del piloto está no sola-
mente determina los movimientos de
la aeronave sino que también posee
varios mandos adicionales programa-
bles que permiten realizar otras ope-
raciones, por ejemplo el telemando de
la cámara, encendido/apagado de lu-
ces, modificación de modos de vuelo, y
otras múltiples actuaciones.
Las geometrías y diseños de los
multirrotores son múltiples y variopin-
tas, si bien la más generalizada es la de
un núcleo central del que parten varios
brazos que soportan en sus extremos
los motores y hélices. En la configura-
ción habitual existe un número par de
motores, de los cuales la mitad giran
en un sentido y la otra mitad en senti-
do contrario, estando alternados unos
con otros para conseguir la estabilidad
de vuelo. El núcleo central alberga la
mayoría de instrumentos necesarios
para el vuelo, y de él cuelga el instru-
mento que realiza el trabajo y que en
la mayoría de los casos es una cámara
(que puede ser desde una microcámara
hasta modelos réflex, cámaras de cine,
cámaras termográficas, etc.). El material
con mayor grado de uso en el chasis
de los multirrotores es el composite de
fibra de carbono con resina dada la alta
resistencia y reducido peso del mismo.
Otros materiales muy empleados en
los diferentes componentes son el alu-
minio y el plástico.
El gran avance de la tecnología
actual ha permitido desarrollar com-
ponentes multifuncionales de peque-
ño tamaño y reducido peso, gracias a
lo cual es posible embarcarlos en los
drones y conseguir así dotarlos de
vuelo completamente instrumental
y automatizado, siendo técnicamen-
te posible el vuelo nocturno (aun-
que no permitido en la legislación
española actual), vuelo automático
con ruta prefijada, despegue y aterri-
zaje automáticos, detección y sorteo
de obstáculos, etc. La informática, la
ingeniería electrónica y la fotografía
digital están al servicio de la tecno-
logía drone, fruto de lo cual se van
obteniendo progresivamente aparatos
más sofisticados y polivalentes.
LEGISLACIÓN
Hasta el pasado mes de julio de
2014, el uso de RPA’s en España se
movía en ausencia de una normativa
clara aplicable, existiendo únicamente
vigente la Ley de Navegación Aérea
(1948) y de la Ley de Seguridad Aérea
(2003). Un RPA carece de piloto a bor-
do, hecho impensable en la época de
redacción de la ley en 1948, por lo que
no se contemplaba nada al respecto.
Asimismo, hasta 2014 estaba extendi-
da la idea de que al volar por debajo
de los 400 pies, un RPA no estaba su-
jeto a la jurisdicción aeronáutica.
Todo cambió en julio de 2014, día
en el que el Gobierno aprobó de ur-
gencia el Real Decreto 8/2014, que
regiría a partir de entonces, transito-
riamente, el uso profesional de estos
aparatos. Entre otras cuestiones, este
RD dispone lo siguiente:
– Podrán realizarse actividades aé-
reas de trabajos técnicos o científi-
cos por aeronaves civiles pilotadas por
control remoto, de día y en condicio-
nes meteorológicas visuales
– Se delimitan varías categorías de
RPA, que tendrán sus propias delimi-
taciones para poder ser operados. En
Esquema de un octocóptero para fotografía aérea
1...,16,17,18,19,20,21,22,23,24,25 27,28,29,30,31,32,33,34,35,36,...80
Powered by FlippingBook