CIMBRA· Revista del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas e Ingenieros Civiles · enero-mayo de 2016 - page 11

enero-mayol 2016 /
pág 11
Cimbra
Actualidad
S
on muchas las ocasiones en
las que los IngenierosTécnicos
de Obras Públicas y, supongo
que también los Ingenieros
Civiles, hacen esta pregunta:
¿para qué me sirve el Colegio?
Cuando finalizamos nuestros es-
tudios en la universidad, accedemos
a una Profesión Colegiada, que como
tal, viene recogida en el Artº 36 de La
Constitución Española sobre Colegios
Profesionales, indicando: Su estructu-
ra interna y el funcionamiento debe-
rán ser democráticos.
El Colegio es el representante, ante
todos los organismo y entidades pú-
blicas o privadas, de nuestra Profesión.
Así mismo, asume funciones de-
legadas del Estado, tales como la for-
mación continuada, con la realización
de masters y cursos de posgrado, o el
fomento del empleo, con la firma de
convenios con empresas o la participa-
ción en tribunales de oposiciones de La
Administración.
El Colegio garantiza a la Sociedad
la capacitación y las atribuciones pro-
fesionales de sus colegiados. Nuestra
Profesión, con más de ciento sesenta
años de existencia, es una de las más
y mejor reconocida por ser precisa-
mente la que por definición, ejecuta
obras y servicios para toda la socie-
dad. Nuestras realizaciones son usadas
por todos: las vías de comunicación,
los ferrocarriles y carreteras; las obras
hidráulicas, de embalse, conducción,
distribución y abastecimiento, la sani-
tarias de colectores y depuradoras; las
obras marítimas; los servicios urbanos,
de calles, tratamiento de residuos, co-
lectores, abastecimiento de agua pota-
ble; la ordenación del tráfico, urbano e
interurbano y los transportes de todo
tipo, metropolitanos, autobuses, tran-
vías, líneas marítimas, etc., etc.
Por tanto, yo definiría al Colegio,
como la herramienta que necesito para
ejercer mi Profesión, que me da trabajo
y de la que vivo.
A través del Colegio se vela porque
nuestra Profesión sea reconocida en los
ámbitos sociales de forma digna y res-
ponsable. Por eso el Colegio está repre-
sentado en todas las instituciones don-
de se desarrolla el campo de nuestra
actividad. Para preservar que nunca se
minusvalore nuestra función y al tiem-
po para dar el valor que corresponde a
nuestra capacidad profesional.
El Colegio no es un ente abstracto,
no. Es una corporación integrada por
personas, colegiados de número que se
presentan a unas elecciones con un pro-
grama de trabajo para dedicarse, usando
la herramienta a la que me refería antes,
a llevar a cabo las funciones de repre-
sentación y defensa de La Profesión.
Por eso, considero que la pregunta
debería ser: ¿Qué hago yo por mi Pro-
fesión de la que vivo?
n
¿Para qué me sirve
el Colegio?
Felipe Ruiz Nogales
Decano de Honor del Colegio de Madrid
Ex Presidente del Colegio Nacional
Medallas de Plata y de Oro de La Profesión
“A través del
Colegio se vela
porquenuestra
Profesión sea
reconocida en los
ámbitos sociales
de forma digna y
responsable"
1...,2,3,4,5,6,7,8,9,10 12,13,14,15,16,17,18,19,20,21,...80
Powered by FlippingBook