CIMBRA· Revista del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas e Ingenieros Civiles · enero-abril 2015 - page 8

pág 8
/ enero-abril 2015
Actualidad
Cimbra
E
sta polémica, que incluso ha
trascendido recientemente
a medios de comunicación
catalanes de corte sensacio-
nalista, gira fundamental-
mente alrededor de la pretensión de
devaluar, en el ámbito de esa comuni-
dad autónoma, la colegiación nacional
en nuestro CITOPIC y conseguir, den-
tro del marco colegial, un trato dife-
rencial para Cataluña respecto al resto
de demarcaciones (o“Zonas”según la
denominación reglamentaria interna),
con superación de la amplia autono-
mía de gestión que los Estatutos de la
Corporación otorgan a éstas.
Sin pretender ahondar en esta po-
lémica, no ajena desgraciadamente
al momento político catalán, bien me
ha servido su mención para desarro-
llar esta breve reflexión sobre la tras-
cendencia de la colegiación nacional,
es decir, de la adscripción legalmente
establecida como obligatoria de todos
los profesionales de una misma disci-
plina que la ejercen en España.
No todas las profesiones en nues-
tro país son iguales ni se encuentran
de la misma forma amparadas legal-
mente: la nuestra es una profesión
“titulada, colegiada y regulada” lo
cual constituye el “non plus ultra” en
el ámbito de la tutela legal que, pa-
ra el ejercicio de una profesión, de-
riva del mandato constitucional. Y lo
es titulada porque, para ello, requiere
posesión de título superior habilitan-
te (ITOP, GIC y cualquier otro grado
universitario conforme a la Orden CIN
307/2009), lo es colegiada porque ade-
más la adscripción al correspondiente
colegio profesional resulta obligatoria
y, por último, se encuentra amplia-
mente regulada por la existencia de un
completo cuerpo normativo general y
sectorial que le afecta de forma global
(Ley 12/86 de Atribuciones Profesio-
nales, leyes estatal y autonómicas de
la función pública, leyes de defensa de
la competencia y de garantía de uni-
dad de mercado, Directiva Europea de
Servicios 123/2006/CE , Ley Ómnibus,
Ley de Colegios Profesionales 2/74,
una amplia jurisprudencia del Tribunal
Supremo relativa a la interpretación de
todas ellas, así como la referida Orden
CIN 307/2009 definitoria de los nue-
vos planes de estudios). La colegiación
en el CITOPIC es por tanto obligatoria
y para cualquier modalidad de ejer-
cicio, bien sea funcionarial, docente,
libre como autónomo o como empresa
y por cuenta ajena.
A la vista de lo expuesto hasta aquí
cabría preguntarse: ¿por qué este em-
peño del Estado en restringir la libertad
de asociación de los profesionales obli-
gándolos a permanecer en su corres-
pondiente colegio oficial?. La respuesta
es sencilla: porque de esta manera el
Estado puede otorgar a dicha corpora-
ción la representación exclusiva de la
profesión y delegar en ella funciones
propias de la Administración Pública
como el control de la adecuada cali-
dad de los trabajos profesionales, del
nivel formativo de los colegiados, de la
observancia del código deontológico,
la vigilancia y denuncia de prácticas in-
trusivas, de otras contrarias a la compe-
tencia o a los derechos de los usuarios,
así como la autorización (general y par-
ticular) del ejercicio profesional.Y tanto
es así, que los colegios profesionales“…
tienen también una dimensión pública
que les equipara a las Administraciones
Públicas de carácter territorial…” (Sen-
tencia 089/2013 del Tribunal Constitu-
cional, Fj 2 a)). No en vano, los colegios
profesionales son “oficiales”, poseen
título de “ilustre” y sus presidentes el
tratamiento de “Excelentísimo/a”, a la
par que se relacionan con el Estado a
través de una “administración tutelar”
que, en nuestro caso, es el Ministerio
de Fomento. Y todo ello no por capri-
cho sino para un mejor y más eficiente
servicio a la sociedad.
Por ello es, si cabe, más exigible
a un colegio profesional y a sus car-
gos, el estricto cumplimiento de las
La colegiación nacional:
garantía de ejercicio
Miguel Navarro Weiss.
Es de dominio público en el ámbito colegial la controversia suscitada en
los últimos meses entre el CITOPIC y la Junta de Gobierno del CETOP que
es y representa nuestra demarcación zonal en Cataluña. En este artículo,
el vicepresidente del CITOPIC, Miguel Navarro, reflexiona sobre la trascen-
dencia de que la colegiación sea nacional.
Miguel Navarro Weiss
Vicepresidente del CITOPIC
Esfundamental
lacolegiación
nacional,en
elCITOPIC, tal
comorecuerdany
ordenannuestros
Estatutos
1,2,3,4,5,6,7 9,10,11,12,13,14,15,16,17,18,...76
Powered by FlippingBook