CIMBRA· Revista del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas e Ingenieros Civiles · enero-abril 2015 - page 29

Cimbra
enero-abril 2015 /
pág 29
El objetivo de un abastecimien-
to rápido, equitativo y eficaz, es ha-
cer accesible el agua en cantidad y
calidad suficientes para mantener o
reestablecer una situación de salud
pública aceptable, disminuyendo así
las incidencias de enfermedades re-
lacionadas con el agua, la higiene y el
saneamiento. Hasta que se alcancen
los estándares mínimos de calidad y
cantidad, deberá darse prioridad al
acceso equitativo a una cantidad su-
ficiente de agua de calidad aceptable.
Lo anterior, siempre será preferible al
suministro de cantidades inferiores
de una calidad superior.
CONSIDERACIONES PREVIAS
El punto de partida para diseñar
una respuesta para el abastecimien-
to y acorde a las necesidades y a las
circunstancias, es conocer las condi-
ciones previas, pues no puede pen-
sarse en abastecer agua sin planificar
cómo eliminar el agua residual, por
ejemplo. Es decir, se debe contar con
una evaluación de la situación que
incluirá los siguientes aspectos para
su análisis: estimación numérica de
la población afectada (casi nunca hay
censos); determinación de los recur-
sos humanos y materiales disponi-
bles a nivel local; conocimiento de
la situación operacional, política y de
seguridad (la seguridad puede afectar
a la población y personal de trabajo);
análisis de las necesidades de abaste-
cimiento (hábitos, cocina, medios de
subsistencia, etc.); conocimiento de
la estructura social y política de la po-
blación afectada, incluyendo aspectos
culturales en relación al acceso y uso
del agua, así como de saneamiento;
determinación de grupos de riesgo
(población infantil, mayores, disca-
pacitados y enfermos); consideración
de los estándares nacionales de agua
y saneamiento del país afectado, así
como de las normas y recomendacio-
nes internacionalmente reconocidas;
localización y análisis del estado de
las vías de acceso a la población afec-
tada y la libertad de sus movimientos;
estudio del estado de las fuentes y
sistemas ordinarios de abastecimien-
to y saneamiento. En este sentido, si
la situación no es analizada y com-
prendida adecuadamente, será muy
difícil responder de manera correcta
y eficaz a la emergencia.
Estimación de las
necesidades de agua.
Normasmínimas del
Proyecto Esfera
Generalmente cuando se abastece
agua en situaciones de emergencia,
los estándares marcados por la Carta
Humanitaria y Normas Mínimas de
Respuesta Humanitaria del Proyecto
Esfera son la guía a seguir. También es
tenida en cuenta en otros sectores bá-
sicos de la acción humanitaria como el
saneamiento, la higiene y otros, pues
no puede pensarse en abastecer agua
como una acción aislada.
Las normas mínimas del Proyecto
Esfera nunca deben ser entendidas
como marcos rígidos sino que siem-
pre hay que observarlas en conjunto
con sus respectivas notas de orien-
tación e indicadores. Además, hay
otros factores asociados a la región,
cultura, país de procedencia, etc.,
que deben tenerse en cuenta para
ajustar y definir la demanda de agua.
Así, por ejemplo el abastecimiento a
una población nómada acostumbra-
da a dotaciones pequeñas (3 litros
por persona y día) es diametralmente
opuesto al de una población como la
comunidad kurda del norte de Irak
cuya dotación era muy superior (100
litros diarios).
Los estándares y recomendacio-
nes establecidos por Esfera, en la fase
de emergencia, para el suministro
mínimo en litros por persona y día
son de 15 litros, coincidentes con
los establecidos por ACNUR, OMS
y OXFAM. En el siguiente cuadro se
muestran las necesidades básicas de
agua para asegurar la supervivencia.
No se incluyen aquí otras reco-
mendaciones de Esfera relacionadas
con las cantidades mínimas de agua
para las instituciones y otros usos,
con indicadores de respuesta huma-
nitaria en desastres para el abaste-
cimiento de agua potable y con las
condiciones que deben cumplir las
instalaciones y requerimientos en el
abastecimiento y tratamiento de agua
en emergencias, pero si el lector tiene
interés en conocerlas podrá encon-
trarlas en dicho manual.
Como ejemplos de estos datos
podemos señalar los 5 litros/día por
paciente ambulatorio y los 40- 60 li-
tros/día por paciente hospitalizado.
Parámetros asociados
a la calidad del agua
En relación a la calidad de agua en
emergencias es importante dar a co-
nocer lo señalado en las declaracio-
nes de la OMS y del proyecto Esfera:
“… que en una primera fase aguda
de un desastre y hasta que se hayan
cumplido las normas mínimas relati-
vas a la cantidad y calidad de agua, la
prioridad es facilitar un acceso equi-
tativo a una cantidad adecuada de
agua, incluso si es de calidad media.”
Por esta razón, el agua debe tener
un sabor agradable y ser de suficiente
calidad para poder ser bebida y utili-
Tabla 1: Necesidades básicas de agua para asegurar la supervivencia (Esfera 2011).
Necesidades para asegurar la
supervivencia: consumo de agua (para
beber y utilizar con los alimentos)
Prácticas de higiene básicas
Necesidades básicas para cocinar
Necesidades básicas:
cantidad total de agua
2,5–3 litros/día
2–6 litros/día
3–6 litros/día
7,5–15 litros/día
Depende del clima
y la fisiología individual
Depende de las normas sociales
y culturales
Depende del tipo de alimentos
y las normas sociales y culturales
1...,19,20,21,22,23,24,25,26,27,28 30,31,32,33,34,35,36,37,38,39,...76
Powered by FlippingBook