CIMBRA· Revista del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas e Ingenieros Civiles · enero-abril 2015 - page 23

enero-abril 2015 /
pág 23
Cimbra
CAPTACIÓN DE PASAJEROS
El radio de acción de una parada
de tranvía se establece por norma
general en 500 metros, esto significa
que estadísticamente está compro-
bado que existen usuarios potencia-
les en un círculo de ese radio pues
es la distancia máxima que la mayor
parte de ciudadanos están dispues-
tos a desplazarse a pie, siendo muy
pocos los que se animan a caminar
distancias mayores para acceder a
un medio transporte público. ¿Qué
ocurre con los habitantes situados
a distancias mayores? Muy simple,
buscan otra alternativa de movi-
lidad, sea obligada o no obligada.
¿Existen fórmulas para que dichos
habitantes más lejanos tengan en
algún momento interés por usar el
transporte público situado a mayo-
res distancias? La respuesta es: sí,
facilitando el acceso e incentiván-
dolo de alguna forma.
La Línea 1 de Tranvía en Tene-
rife discurre por un trazado de 12
kilómetros entre las ciudades de
Santa Cruz y San Cristóbal de La
Laguna. La primera, capital de la
isla y de la provincia, se encuentra
situada junto al mar, mientras que
la segunda se ubica a 550 metros de
altitud. Una vez mencionados estos
datos de puede deducir que exis-
te una pendiente considerable a lo
largo del recorrido (550 / 12.000 =
0,0458, ¡más del 4,5% de pendiente
media!). No obstante las cabeceras
de línea, Santa Cruz y San Cristó-
bal de La Laguna, presentan me-
nores pendientes, muy en especial
ésta última, cuyo casco urbano se
asienta sobre la denominada “vega
lagunera” que es una llanura sensi-
blemente horizontal que rompe con
la tónica general del paisaje cana-
rio, invadido por grandes pendien-
tes. Esta circunstancia ha favorecido
que dicha ciudad se encuentre in-
mersa en un proceso de continua
evolución hacia un creciente uso de
la bicicleta, un medio de transpor-
te claramente sostenible, saludable,
amable con el entorno y con otras
ventajas que todos conocemos. Ello
no ha pasado desapercibido para
los responsables de Metrotenerife,
que en búsqueda de nuevos usua-
rios ha decidido formar parte de
este fenómeno social apostando por
una nueva fórmula de captación; en
definitiva, ha plantado una semilla,
y espera recoger cosecha en un pla-
zo razonablemente corto.
El secreto reside en fomentar
el empleo del tranvía por aquellos
usuarios habituales de bicicleta que
se encuentran a una distancia de las
paradas excesiva para acceder a pie
pero aceptable para hacerlo en bi-
cicleta. Es así que a distancias por
encima de los 500 metros y has-
ta 2.000 metros resulta razonable
realizar un desplazamiento sobre
dos ruedas, siempre y cuando sea a
través de un terreno sensiblemen-
te llano. Es el caso de San Cristóbal
de La Laguna, ciudad universitaria
y Patrimonio de la Humanidad, que
con motivo de dicho nombramiento
su casco histórico ha sido peatona-
lizado en gran parte, lo cual facilita
el desplazamiento peatonal e inclu-
so también la movilidad ciclista.
ESQUEMA DE
FUNCIONAMIENTO
La implantación de este parking
de bicicletas es un proyecto piloto lle-
vado a cabo por Metrotenerife, cuyo
resultado a corto y medio plazo per-
mitirá tomar decisiones sobre la ido-
neidad de colocar o no otras instala-
ciones similares a lo largo de la línea.
El esquema planteado para el
uso del parking consiste en pro-
porcionar un espacio para el apar-
camiento de bicicletas con los co-
rrespondientes soportes adecuados
para el amarre de las mismas y un
acceso rápido y cómodo a la parada
cercana, de modo que resulte atrac-
tivo y motivador el uso de esta in-
fraestructura.
Ámbitos en torno a la parada: acceso a pie y acceso en bicicleta
1...,13,14,15,16,17,18,19,20,21,22 24,25,26,27,28,29,30,31,32,33,...76
Powered by FlippingBook