CIMBRA· Revista del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas e Ingenieros Civiles · enero-abril 2015 - page 18

pág 18
/ enero-abril 2015
Entrevista
Cimbra
A
sus 87 años, Manuel Mateos
conserva la vitalidad y la
pasión por la profesión que
le sembró su padre, un can-
tero que le llevaba a las obras
con quince años y que cuando llegó a la
Universidad tenía ya conocimientos a
pie de obra. La Presidenta del Colegio,
Paloma Gázquez, acompañada de varios
miembros de la Junta de Gobierno, reci-
be a Manuel en la sede del Consejo. Y
con él conversamos sobre la profesión,
la SeguridadVial, la ingeniería hidráulica
y, sobre las más de 600 publicaciones y
30 libros con que cuenta. Viene con la
cartera llena de libros y revistas, que des-
pliega sobre la mesa y, cuando comenza-
mos la entrevista, su alma inquieta hace
que salte de un tema a otro, para al final
detenerse en sus últimas investigaciones
en torno al alzheimer.
Cimbra
:
Has definido en alguna
ocasión tu profesión de Ingeniero Técnico
de Obras Públicas –situándola siempre
por delante de la de Ingeniero de Cami-
nos–, como una vocación, pero también
como una pasión. Tienes más de 80 años
y sigues investigando y trabajando, ¿no te
planteas jubilarte algún día?
Manuel Mateos
: Ingeniería Téc-
nica de Obras Públicas fue la primera
carrera que hice y por eso siempre la
pongo por delante. Mi padre era obre-
ro, cantero tallista, y me llevaba a ver
las canteras desde niño. A los 15 años
yo ya era encargado de obra. Por eso,
cuando ingresé en la carrera, tenía una
carga de conocimientos que superaba a
la de otros compañeros.
Ahora, casi con 87 años, reconozco
que he dejado de ganar dinero por ha-
cer lo que me gustaba o por hacer obras
sociales. No planteo jubilarme porque
toda mi vida he estado jubilado. Jubilar-
se es hacer lo que a uno le gusta y yo lo
he hecho siempre. Amo esta profesión.
Cimbra
:
A finales del año pasado la Di-
rección General de Tráfico te ha concedido la
Medalla al Mérito de la SeguridadVial, ¿qué
siente uno cuando se te reconoce oficialmente
tu dedicación a favor de la SeguridadVial?
M. M.
: Sentí que ya era hora de que
reconocieran mi trabajo. Me la dieron
con poca simpatía. Tal vez porque fue
concedida por el anterior Director Ge-
neral de Tráfico y tardaron cuatro años
en dármela. Me hubiese gustado un
acto de otro tipo. Más cercano.
Cimbra
:
Y, de todas tus investigacio-
nes en Seguridad Vial, ¿qué logros concre-
tos destacarías?
M. M.
: En SeguridadVial está todo
por hacer. Por ponerte un ejemplo, la
calle donde vivo tiene 800 metros de
longitud. Cuando empezaron a llevar
a cabo la reforma, vi tantas “burradas”
que quise intervenir; poco caso. No la
firmaba un ITOP. Creo que hay tal vez
500 errores y lo que veo es un insulto
a mi profesión. Una buena Seguridad
Vial implica menos muertes. En Espa-
ña, gracias a mis investigaciones, he
conseguido cambios en la señalización.
Varios de ellos publicados en C
IMBRA
.
Otra primicia: En el año 1965 escribí al
Nuria Yagües
Medalla al Mérito de la Seguridad Vial
Manuel Mateos
de Vicente
“Una buena Seguridad Vial
implica menos muertes”
Manuel Mateos de Vicente es Ingeniero Técnico de Obras Públicas e ICCP. Ha sido testigo del nacimiento de
C
IMBRA
y colaboró en esta revista desde el inicio. Por sus más de cien artículos publicados se le concedió la
distinción “Cimbra de Oro”. La mitad de los escritos se refieren a la Seguridad Vial, a la que ha dedicado parte
de su vida. Por ello, recibió de la Dirección General de Tráfico la Medalla al Mérito. A sus más de 80 años con-
fiesa “yo siempre he estado jubilado porque me he dedicado a hacer lo que me gusta: amar esta profesión”.
1...,8,9,10,11,12,13,14,15,16,17 19,20,21,22,23,24,25,26,27,28,...76
Powered by FlippingBook