septiembre-diciembre 2014 /
pág 35
Cimbra
El nivel alto de sales en el agua de
riego reduce la disponibilidad del agua
para el cultivo (debido a la presión os-
mótica), aunque el suelo puede parecer
mojado, y causa la reducción del ren-
dimiento. Por encima de cierto umbral,
la reducción en el rendimiento de los
cultivos es proporcional al aumento en
el nivel de salinidad. Los distintos culti-
vos varían en su tolerancia a la salinidad
y por tanto tienen diferentes umbrales y
diferentes tasas de reducción del rendi-
miento.
Los parámetros más comunes para
determinar la calidad del agua de riego,
en relación con su salinidad, son la CE
y el TDS (Conductividad Eléctrica y soli-
dos DisueltosTotales). Los distintos tipos
de hortalizas, frutales y variedades agrí-
colas que se pueden cultivar dependen
de la humedad en todo el ciclo produc-
tivo para de esta manera tener un buen
rendimiento y calidad en los frutos. La
disponibilidad de agua de calidad es un
importante aspecto a cuidar en su creci-
miento, así como algunos factores como
la Conductividad Eléctrica y la presencia
de elementos químicos en el agua.
De todas las sales la más proble-
mática es la de sodio, ya que ocasiona
problemas de competencia por el agua
así como incremento del pH y concen-
tración de carbonatos. La alta concentra-
ción de carbonatos además nos ocasiona
deficiencia en fierro y zinc. De este pará-
metro se obtiene el índice SAR, o índice
de absorción de Sodio. Los mayores va-
lores de SAR (>26) indican un agua no
apta para riego.
Otro de los parámetros a contro-
lar es el de La conductividad juega una
parte importante en el desarrollo del
proceso de elección de equipamiento, su
influencia en la calidad de las especies
cespitosas del campo y el sustrato, que
con el tiempo y la reducción de la mis-
ma llevará también a un ahorro de agua.
Actualmente según la FAO la calidad del
agua y la continua saturación del suelo
ubican la situación en un problema cre-
ciente (0.75-3,0miliohm/cm).
La conductividad juega una parte
importante en el desarrollo del proceso
de elección de la maquinaria de desa-
lación y repercute en la calidad final del
agua producto del tratamiento, por lo
que se pasa a analizar las aportaciones
en el tiempo.
Los datos más completos y actuales
con los que se ha contado para la reali-
zación de este TFG han sido obtenidos
por el redactor a partir de la colaboración
de las administraciones públicas encar-
gadas de la gestión del sistema de depu-
ración y reutilización de las aguas negras
del municipio de Santa Cruz deTenerife.
Estos datos son del 2011, tomados a la
salida de la Balsa San Lorenzo y anali-
zados por el Departamento de Ingenie-
ría Química y Tecnología Farmacéutica
(Universidad de la Laguna). Se han te-
nido en cuenta para tener una referen-
cia, los análisis parciales conseguidos del
2008, 2010 que se utilizan para extraer
el dato más desfavorable y actualizado
para el cálculo de la conductividad.
Clasificación de las aguas según conductividad. FAO.
Clasificación de las aguas según salinidad. FAO.
Conductividades medidas en el 2008 y la máxima recomendable.
Tipo de agua Conductividad eléctrica μS/m Sodio % Cloruro (Cl) mg/l Sulfatos (SO4) me/l
Excelente
<250
<20
<4
<4
Buena
250-750
20-40
4-7
4-7
Normal
750-2.000
40-60
7-12
7-12
Dudosa
2.000-3.000
60-80
12-20
12-20
No apta
>3000
>80
>20
>20
Índice de salinidad C.E. (miliohm/cm) a 25ºC Riesgos de salinidad
1
< 0,75
Sin problemas
2
0,75 — 3,0
Problemas crecientes
3
> 3,0
Problemas serios
1...,25,26,27,28,29,30,31,32,33,34 36,37,38,39,40,41,42,43,44,45,...76