septiembre-diciembre 2014 /
pág 25
Cimbra
de dovelas colocadas sobre maderas
como para impedir que las cimbras
se levantaran, fenómeno que habría
ocurrido necesariamente debido a
la carga de las que están situadas en
los riñones de las bóvedas….” Una
de las razones por las que algunos
arcos que debían ser de medio pun-
to terminaban como apuntados po-
dría deberse al insuficiente o nulo
contrapesado de la cimbra en su
parte superior.
• El endurecimiento de las jun-
tas: “…si no da el mortero de las
juntas el tiempo necesario para en-
durecerse antes de descimbrar las
bóvedas o si los morteros no son
de suficiente calidad, nos podemos
arriesgar a ver como caen este tipo
de bóvedas al descimbrarlas….”.
Economía en materiales
y equipos. Seguridad
La utilización de sillares más pe-
queños suponía el mayor aprovecha-
miento de los bloques de piedra, un
manejo menos difícil y economía en
la labra. Esto se traducía también en
el empleo de aparatos de elevación
menos costosos para el izado de las
piedras y su colocación definitiva en el
tajo. Por otra parte, disminuía el riesgo
de accidentes entre los operarios.
Al tener que soportar la cimbra
sólo el peso de uno de los primeros
anillos, se utilizaban cimbras más
sencillas, con piezas de madera con
menores escuadrías y más económi-
cas, dada la dificultad de encontrar
grandes maderos con la suficiente
sección para soportar grandes car-
gas. La colocación de enormes si-
llares podía suponer el colapso de
la cimbra debido a un mal apoyo, a
deficientes uniones y ensamblajes,
o a defectos en la madera.
Detalle de cimbra (Tratado de Fortificación de Muller).
Lautilizacióndesillaresmáspequeños
suponíaelmayoraprovechamiento
de losbloquesdepiedra, unmanejo
menosdifícil yeconomíaenla labra
1...,15,16,17,18,19,20,21,22,23,24 26,27,28,29,30,31,32,33,34,35,...76