septiembre-diciembre 2014 /
pág 21
Cimbra
Sin embargo, en la práctica del
levantamiento de bóvedas de gran-
des luces existían otros factores que
favorecían la adopción de dovelas
más pequeñas y dispuestas en ca-
pas sucesivas, hasta completar el
espesor deseado.
Según Eugenio Ribera, la cons-
trucción por roscas permitía cons-
truir las bóvedas con cimbras más
ligeras, pues la primera rosca servía
de cimbra a las sucesivas.
ALGUNOS EJEMPLOS
El
puente de Monistrol
de
Monserrat (Barcelona). Construido
por orden de Bernat Escarrer, prior
de Montserrat, en 1.317. Formado
por varias bóvedas de cañón. La
mayor, bajo la que discurre el río
Llobregat, posee 37 m. de luz y está
formada por dos anillos.
El
puente de Almaraz
(Cáceres)
se erigió para salvar el río Tajo en
uno de los tramos del importante
camino de comunicación entre el
centro peninsular con Extremadura
y Andalucía, sustituyendo a un an-
tiguo paso de barcas.
Su construcción se inició en
1.533. Se cree que su año de termi-
nación fue 1.552. En su construc-
ción intervinieron varios canteros.
Consta de un arco de medio
punto de 38 metros de luz situado
sobre el antiguo cauce del río, y otro
con forma apuntada de 32 metros,
ambos separados por una pila cen-
tral de 17,5 metros de espesor.
Las bóvedas de los arcos fueron
ejecutadas por el sistema de roscas o
anillos, en número de 3, método que
le permitió utilizar cimbras más ligeras.
La cimbra fue posteriormente
utilizada en el puente de Apurimac
(Perú) en 1.619 por Bernardo Flo-
rines, ingeniero, y Diego Guillem,
maestro de cantería.
Tras numerosos años de uso sin
ningún percance digno de mención,
el puente sufrió, a finales de 1.808, la
voladura del arco mayor para favore-
cer la retirada de las tropas españolas
en la Guerra de la Independencia.
Puente de Monistrol
Detalle de bóveda del punte de Monistrol.
1...,11,12,13,14,15,16,17,18,19,20 22,23,24,25,26,27,28,29,30,31,...76