pág 20
/ septiembre-diciembre 2014
En Portada
/
Puentes
Cimbra
El levantamiento de bóvedas por anillos sucesivos en la construcción de puentes, no tenía una única finali-
dad estética ni resistente. Obedecía más bien a las ventajas obtenidas en la ejecución de arcos de gran luz,
buscando la economía de los materiales, en la manipulación de la fábrica, en el tamaño de la maquinaría
de izado y en las piezas de menor escuadría de la cimbra, así como un mayor control de las deformaciones
en las operaciones de montaje y de descimbrado.
Las bóvedas de roscas o
anillos en puentes antiguos
españoles
E
n la antigüedad, a la hora
de proyectar un puente de
piedra, la dimensión de la
bóveda venía determinada
en función de la luz. Según
Alberti (siglo XV), el espesor de las
bóvedas en los puentes grandes no
debía ser menor de 1/15 de la luz.
Además recomendaba que los arcos
se hicieran con dovelas de gran
tamaño, iguales entre sí, menos la
clave que debía ser más grande que
el resto. Ésta se introducía al final a
golpes de martillo de madera para
que hiciera presión contra las otras
dovelas antes del descimbramiento.
La razón de utilizar dovelas de
gran tamaño era que soportaban
mejor el continuo golpeteo a que se
veía sometida la parte superior de
los arcos por el tránsito de carros
pesados, artillería y otras grandes
cargas.
José Carlos Gómez Crespo
Ingeniero Técnico de Obras Públicas
1...,10,11,12,13,14,15,16,17,18,19 21,22,23,24,25,26,27,28,29,30,...76