pág 6
/ mayo-agosto 2014
Actualidad
A
ntes del año 1964 el Cole-
gio solo disponía de una
hoja informativa, hecha a
imprenta, que se reducía
prácticamente a dar cuenta
del movimiento del censo de colegia-
dos. Entonces, dentro de la Directiva se
planteó la conveniencia de publicar una
revista. No se sabía cómo empezar, por-
que los que formaron el primer Consejo
de Redacción carecían de experiencia
editorial, pero Cimbra vio al fin la luz
y se repartió su primer número -enero
y febrero de 1964- entre los asistentes
a la I Asamblea Nacional de Peritos y
Ayudantes de Ingeniería Civil y Apare-
jadores, que se celebró ese mismo año.
PRIMERA ETAPA
El primer Consejo de Redacción
de Cimbra, bajo la dirección de Igna-
cio Carbonell Angulo, se reunía y se
repartía el trabajo entre todos, porque
no llegaba apenas nada a la redacción.
Según nos contó el mismo Ignacio
Carbonell, en el año 2002, en el que
el Colegio le concedió la Medalla de
Oro y Cimbra le entrevistó, “preten-
díamos que esta revista sirviera de lazo
de unión entre los compañeros. Re-
cuerdo que hicimos un viaje a Francia
para visitar a nuestros compañeros que
editaban una publicación similar a la
nuestra. A raíz de esa reunión tratamos
de darle un cambio a la revista para
hacerla además de profesional, más
familiar. Pero no lo conseguimos del
todo. Puedo asegurar, que a ese primer
Comité de Redacción, el sacar la revista
adelante, le ha significado no dormir
más de una noche”.
Aunque Ignacio ya no está con
nosotros, a sus 93 años recordaba con
pelos y señales aquellos momentos tan
difíciles y el trabajo que costaba sacar
cada número sin apenas contar con
financiación. Pero los frutos eran gra-
tificantes, porque durante casi 20 años
estuvo al frente de la revista.
En esa primera etapa se podía di-
ferenciar claramente el contenido de la
revista en diversas secciones: una ma-
yor parte dedicada a artículos técnicos,
aparecían también artículos de opinión
sobre temas que afectaban a la Pro-
fesión –abunda el seguimiento de los
cambios educativos- y una parte dedi-
cada a temas del Colegio.
En esa época Cimbra vivió el cam-
bio de la denominación del cuerpo y del
Colegio y esto acontecimiento se vio
reflejado en la revista.Apareció una sec-
ción de Noticias del Colegio, que luego
se llamaría el Colegio informa y en ella
se daba cuenta de todos los acuerdos
adoptados por la Junta Rectora del mis-
mo. Esa sección fue el germen del que
luego fue el Boletín CITOP.
En el año 1981, Ignacio Carbonell
Angulo, cede la dirección a su com-
pañero y amigo Enrique Garrandés.
En ese momento el Colegio ya tienen
su denominación actual y la revista
se mantiene, durante ocho años, si-
guiendo la misma línea de trabajo.
Cimbra ha sido el espejo de la Profesión durante sus cincuenta años de
existencia. Desde su primer número, que vio la luz en enero de 1964 hasta
el año 2014, esta revista ha evolucionado y ha ido reflejando, fielmente,
los cambios vividos tanto en las Obras Públicas como los producidos en
el mismo seno del Colegio de los actuales Ingenieros Técnicos de Obras
Públicas e Ingenieros Civiles
.
Redacción
Cimbra cumple 50 años
1,2,3,4,5 7,8,9,10,11,12,13,14,15,16,...76