pág 48
/ septiembre-diciembre 2013
Artículos técnicos
/
Ingenieros por el mundo
Cimbra
ne ciertos hábitos, su barrio le aporta
mucho y se siente como en casa. Dice
que “una vez superado la limitación
temporal del idioma y de las cos-
tumbres, hago mi vida diaria como si
nada”.
Cuenta que el ritmo de vida en
estos países es similar al nuestro, los
horarios varían en función de que la
jornada laboral comienza a las 8:00
y termina sin pausa a las 17:00, va-
riando en función de la dedicación y
multiplicándose las horas en el caso
de trabajar en obra. Lo que sí varía es
si tienes que realizar desplazamientos,
porque se multiplican por dos, ya que
la media de velocidad en carretera es
de 60 km/h.
El comportamiento de las gentes
en general es bueno, amable, aunque
se nota mucho la falta de disciplina.
No podemos olvidar que Rumanía te-
nía un régimen comunista dictatorial
hasta el año 1989, lo cual aun se apre-
cia en la calle y en su gente.
El coste de la vida diaria en el país
se puede considerar más bajo que Es-
paña, contando que un sueldo medio
de un ingeniero rumano en obra de de
500 € al principio y de 1000 € con ex-
periencia. Todo esto depende un poco
de la empresa (la empresa rumana tie-
ne condiciones mucho peores por lo
general), del puesto, etc.
El coste de la viviendo en alquiler
es un poco más barato que en España,
aunque tampoco gran diferencia. Un
alquiler de un piso normal en Bucarest
ronda los 500 €, en otras ciudades son
más baratos. Si hablamos de lujos, los
hay como en todos lados.
El coste de la cesta de la compra es
algo contradictorio, porque los precios
son iguales o mayores que en un su-
permercado español. La diferencia de
sueldos con precios se contrarresta no
gastando en lujos como estamos acos-
tumbrados.
El transporte, los trenes y auto-
buses tienen precios económicos, el
transporte público interurbano es
muy barato en comparación a España,
y el precio del combustible está igual,
Diesel 1,5 €.
Alberto se siente muy bien en Ru-
manía. Se considera un español que
se ha“rumanizado” lo necesario como
para hacer vida en otro país como si
estuviera en casa. Tiene amigos locales,
españoles, internacionales, una “fami-
lia”rumana y gente que hace de familia
(la pareja), tiene un trabajo, una casa,
tiempo libre y todo lo necesario para
vivir bien. En definitiva, buena calidad
de vida y espera seguir mejorando día
a día. ¡Seguro que con su vitalidad y
ganas de trabajar por el mundo, conse-
guirá todo aquello que se proponga!
n
Alberto en una Carretera Transalpina.
Pilotaje corredor 4 Orastie (Rumania).
Alberto Nieto asegura sentirse muy bien en Rumanía.
1...,38,39,40,41,42,43,44,45,46,47 49,50,51,52,53,54,55,56,57,58,...78