septiembre-diciembre 2013 /
pág 31
Cimbra
tivo, estético, social, económico, sanita-
rio, etc, que se tuvieron en cuenta para la
redacción del documento necesario para
la construcción del Centro de Interpre-
tación en la Torre del Alfiler, propiedad
del Ayuntamiento de Trujillo, cuya reha-
bilitación fue encargada por la Conseje-
ría de Cultura y Patrimonio y la redac-
ción del proyecto en el año 2003 corrió
a cargo del arquitecto don Manuel Ruiz
Narciso y el proyecto histórico-artístico
y de adaptación y montaje del Centro
Interpretativo por don José Antonio Ra-
mos Rubio. El montaje y la concepción
del Centro de Interpretación ha sido di-
señado por la empresa Servac (Madrid).
Un solar castrense situado en la zona
centro del casco urbano del Municipio
de Trujillo, está calificado como suelo
Urbano, en la calle Ballesteros, con una
longitud de fachada de 16.30 m y una
superficie del solar donde se ubica el in-
mueble de 190,00 m
2
.
La edificación constaba de la propia
Torre y de un edificio anejo de una plan-
ta diáfana. El Proyecto contemplaba la
adaptación del inmueble para Centro de
interpretación de la ciudad deTrujillo, en
convivencia con el proyecto de museali-
zación propuesto, que sería inaugurado
en noviembre del año 2009.
APORTACIONESHISTÓRICO-
ARTÍSTICAS
El edificio conocido como Torre del
Alfiler acoge en la actualidad Centro de
Interpretación de la Historia de Trujillo.
Con este objetivo se ha conseguido recu-
perar un edificio histórico-artístico más
en el conjuntomonumental de la ciudad.
La Torre del Alfiler es un baluarte
castrense situado al N. de la Plaza, pues
en sus orígenes medievales se construyó
como torre defensiva, formando parte de
la muralla de la alcazaba. Tras el proceso
reconquistador de la ciudadela, Trujillo
se extiende lo largo del llano, ubicándo-
se el centro neurálgico de la ya ciudad
(concesión de Juan II en 1432) en el siglo
XVI fuera del recinto amurallado. Desde
la torre se domina la Plaza, que se con-
figura urbanística y definitivamente en
el siglo XVI, constituyendo el centro de
desarrollo de una amplia gama de activi-
dades de carácter lúdico, religioso, civil y
económico, pero en todas las actuaciones
siempre hubo un dirigismo o intención
subyacente de índole municipal. La pre-
sencia próxima a laTorre del Alfiler de las
Casas Consistoriales, la Cárcel o el edifi-
cio del Peso Real en una Plaza que era el
lugar habitual para los pregones conceji-
les, son algunos datos que hablan de ese
carácter público y municipalizado.
Es un espacio urbano solariego des-
de el siglo XVI cuando los trujillanos
trasladan su lugar de residencia desde la
ciudadela hasta la Plaza. Luis de Chaves
era el propietario de un edificio nobiliar,
conocido actualmente como Palacio de
Chaves-Cárdenas, reaprovechó la torre
defensiva de la ciudadela como torre del
homenaje de su palacio, tal y como re-
coge el escribano Bartolomé Díaz en el
Acta que levantó con motivo de la lle-
gada de Felipe II a Trujillo, dice literal-
mente:“
Su Majestad mostró gran contento
y así fue toda la Calle Encarnación yVolvió
la Calle Nueva arriba por el Azoguejo, y por
la Calle de las Carnicerías entró en la plaza
y fue derecho a la iglesia de San Martín y
allí se apeó y fue recibido por el obispo de
Plasencia, Don Andrés de Noroña y por la
clerecía, y hizo oración y fue llevado debajo
del palio desde la puerta de la iglesia de San
Martín, hasta el palacio casa de Don Luis
de Chaves jutno a las Casas del Ayunta-
miento donde posó”.
Más adelante la casa-fuerte de la
Cadena será de los sucesores del mayo-
razgo de Martín de Chaves, hermano de
Luis de Chaves y en él se entroncan los
Orellanas por el matrimonio de Nuño
García de Chaves, hijo de Martín de
Chaves con Francisca de Orellana. La fa-
chada principal del edificio, de dos pisos
sobre los soportales, es de mampuesto
y se adorna con tres escudos y una se-
rie de balcones rectangulares, tres por
planta. En el dintel granítico del balcón
central del piso inferior leemos: “AÑO
MDCCCXXVIII”. Acaso la fecha de al-
guna de las reformas. En lo alto de la fa-
chada principal, bajo el alero del tejado,
se ofrece un escudo de granito, de perfil
a la española, que trae en su campo par-
tido las armas de Chaves y Orellana
La
Vieja
. A la izquierda del anterior, debajo,
las armas Chaves.Al otro lado, Orellana.
Estos dos escudos además de flanquear-
se con dos salvajes como tenantes, se
orlan con láurea. Sobre la cúpula de la
Torre del Alfiler, dos escudo de azulejos
policromados, en mal estado, con las ar-
mas Chaves y Orellana.
En estamansión se alojó el rey Felipe
II En el año 1583 cuando venía de po-
Torre del Alfiler, antes de su restauración (foto: Jesy)
Torre del Alfiler en restauración.
1...,21,22,23,24,25,26,27,28,29,30 32,33,34,35,36,37,38,39,40,41,...78