mayo-agosto 2013 /
pág 61
Cimbra
E
stimados compañeros: el
pasado 2 de agosto se apro-
bó en Consejo de Ministros el
Anteproyecto de Ley de Ser-
vicios y Colegios Profesiona-
les. El objetivo de este Anteproyecto
es establecer los principios, bases y
directrices necesarios para garantizar
el libre acceso a las actividades profe-
sionales y su ejercicio así como esta-
blecer el régimen jurídico de los Cole-
gios Profesionales, sin embargo, lo que
consigue es un retroceso en los logros
conseguidos a lo largo de muchos años
para la Profesión, los Profesionales y la
Ciudadanía en general.
En todo caso confiamos que, tal
y como ha manifestado la Dirección
General de Política Económica, con
las observaciones y alegaciones que
aportemos los colectivos implicados
se logre alcanzar a lo largo de su tra-
mitación un texto eficaz que cuente
con el máximo consenso, hasta el
momento inexistente.
Los Colegios tienen más de 7 si-
glos de antigüedad, se han ido con-
virtiendo desde aquellos primeros
gremios en vertebradores de la So-
ciedad Profesional y para los Profe-
sionales representan el adalid de la
defensa de su trabajo. Su función es
mucho más profunda que la de los
Sindicatos; se trata de un Órgano de
Representación de los trabajadores
pero con una lucha constante por el
crecimiento y dignificación de la Pro-
fesión que ejercen y por la evolución
de sus competencias y atribuciones.
Más allá de la defensa de intereses
individuales está la defensa de los
intereses profesionales, pero al con-
seguir esto último lo primero está ga-
rantizado.
El anteproyecto establece, en un
principio, una serie de sistemas de
control sobre los Colegios que pue-
den llegar a suponer una restricción
inaceptable de su autonomía y fun-
cionamiento democráticos. Sin em-
bargo no es este aspecto del texto el
que más nos preocupa, el Colegio,
tanto esta Junta como las anteriores,
han cumplido siempre escrupulosa-
mente la legalidad vigente, deberes
fiscales y administrativos, con lo cual
aunque el control ronde la intromi-
sión no es este para nosotros el punto
más inquietante.
Se esperaba una norma que fo-
mentara la competitividad, aunque
tal y como está el mercado profe-
sional y laboral, la competitividad
ya está presente en la Sociedad sin
falta de fomentarla, que mejorara los
servicios de cara al ciudadano y que
incentivara la economía y no consi-
gue ninguno de estos tres aspectos.
En realidad abre las puertas de par en
par a tres graves problemas:
• Realización de trabajos por pro-
fesionales sin conocimientos
para ejecutarlos.
• Realización de trabajos profe-
sionales que no tributen legal-
mente.
• Realización de trabajos profe-
sionales no soportados por el
adecuado seguro de responsa-
bilidad civil.
Incluso lleva implícita en su dis-
posición derogatoria, la derogación
de la Ley de Atribuciones de 1986,
modificada en 1992, fundamental
para nosotros. Por cierto, Ley de Atri-
buciones de 1986 que excluía a los In-
genieros Técnicos de Obras Públicas
y que tras un intenso trabajo y una
dura pelea por parte de este Colegio
se consiguió su cambio en 1992 y el
reconocimiento de nuestros Profe-
sionales en ella.
El intenso trabajo y la dura pe-
lea citadas en el párrafo anterior
parecen ser una constante para los
Ingenieros que formamos este co-
lectivo y nuevamente nos toca de-
dicarnos a ello, en este caso para
conseguir que el Gobierno de Es-
paña entienda y asuma nuestros in-
formes y alegaciones y que el texto
que finalmente llegue para su apro-
bación al Congreso de los Diputa-
dos reconozca, como debe, nuestra
Profesión, nuestros Profesionales y
nuestro Colegio.
n
CARTA DE LA PRESIDENTA
Observaciones sobre el Anteproyecto de Ley
de Servicios y Colegios Profesionales
"Confiamos que
el texto recoja en
su tramitación
las aportaciones
que estamos
trasmitiendo
desde el Colegio
y se despejen
las sombras que
presenta"
Paloma Gázquez Collado
Presidenta del Colegio de Ingenieros Técnicos
de Obras Públicas e Ingenieros Civiles
1...,51,52,53,54,55,56,57,58,59,60 62,63,64,65,66,67,68,69,70,71,...76