mayo-agosto 2013 /
pág 49
Pero, confiesa que “es importante re-
conocer, en este sentido, la labor de
nuestros trabajadores españoles en
instituciones como la oficina comercial
de la embajada, donde contamos con
todo su apoyo para avanzar en el desa-
rrollo de nuestra actividad empresarial
y profesional”.
Según Miguel Ángel “nos estig-
matiza la palabra ‘técnico’ que aquí se
asimila a una especie de formación
profesional no universitaria, pero todo
empieza a cambiar cuando aparece la
palabra ‘Ingeniero Civil’, así que creo
que nuestro camino tienen que recon-
ducirse por ahí”.
Pero al margen de este hecho de
carácter más bien administrativo de re-
conocimiento de títulos,“lo que sí que
es cierto es que el buen profesional es
reconocido en este país por los grandes
profesionales que aquí también hay”,
asegura Javier.
De hecho, Javier Manteca, dentro
del campo de la depuración de aguas
en Colombia, ha podido trabajar con
ingenieros civiles, sanitarios o am-
bientales de este país, con los que ha
mantenido una magnifica colaboración
y entendimiento. Por lo tanto, si un In-
geniero Técnico de Obras Públicas de-
muestra que es un buen profesional, no
encontrará trabas para poder trabajar.
UNA VIDA LEJOS DE LOS
TUYOS
También nos cuenta Javier cómo es
su vida diaria, en la faceta profesional,
cuando está en Colombia: visita a los
clientes que han conseguido captar;
búsqueda de nuevos contactos; reunio-
nes de trabajo...
Para buscar nuevos clientes “con-
tamos con la ayuda de ferias, de ac-
tividades empresariales de cámaras
de comercio o la oficina técnica de la
embajada entre otros”, comenta. Tam-
bién de alguna manera la comunidad
de españoles que reside en Colombia
les permite arrastrar, en algunos casos,
relaciones que ya tenían desde España
y que se prolongan hasta Colombia.
Por lo demás, confiesa que es di-
fícil sentirse a gusto fuera de tu casa
“sobre todo cuando dejas atrás familia
y amigos”, dice pensando en sus hijas.
“Te adaptas a una nueva vida, con unos
nuevos amigos y un entorno que esta
fuera del que has vivido hasta ahora”.
No obstante, asegura, Colombia“es
un país acogedor, de buena gente, en
el que también hay que convivir con
los riesgos y peligros que bien te hacen
saber en cuanto llegas, pero los propios
colombianos con los que te rodeas son
los que te avisan de cuáles deben ser
tus hábitos, tus horarios y qué lugares
puedes frecuentar y cuáles no”.
El vivir viajando, como lo hace Javier,
unos meses está en España, otros en Co-
lombia o, donde el trabajo es el quemarca
donde vivir, no es fácil pero sí es posible.
Para Miguel Ángel, su vida es“trabajo
y trabajo”, porque la ausencia de familia
te hace que el tiempo libre lo pases en el
trabajo”.No obstante, asegura, personal-
mente le ha resultado muy fácil adaptar-
se a la vida en Colombia.“Hay muchos
mitos en torno a la inseguridad, y des-
graciadamente se cumplen alguna vez,
pero los colombianos son culturalmente
muy parecidos a nosotros, con el plus de
la amabilidad que los caracteriza y de la
que cualquier visitante puede dar fe”.
Cuenta que la adaptación como
empresa es más complicada. Hay quien
vende la excelencia de la contratación
internacional como algo fácil y no lo es:
cambia la legislación, la manera de hacer
negocios, la necesidad de conocer las zo-
nas, etc.“Además hay que tener en cuen-
ta que no estás en tu casa y que tienes
que respetar ciertas normas”, comenta.
Y, en lo que se refiere a los mitos
de la violencia, afirma que“aunque es
cierto que es un país en el que existe
la guerra, está localizada en ciertos lu-
gares a los que si tienes que ir, hay que
poner medios y conocimiento, si no, es
mejor no ir; pero aparte de esos luga-
res, el resto del país es seguro”.
Miguel Ángel se siente como en
casa,“en un país maravilloso, en el que
nos reciben como amigos. Tengo que
decir, que la mayoría de mis amigos
son colombianos, y que nunca pensé
que me sentiría tan a gusto”.
n
Fiestas en Villavicencio. Celebración de un torneo internacional del joropo (baile típico).
Para buscar
nuevos clientes
es interesante
contactar con
cámaras de
comercio o
las oficinas
técnicas de las
embajadas
1...,39,40,41,42,43,44,45,46,47,48 50,51,52,53,54,55,56,57,58,59,...76