Cimbra
mayo-agosto 2013 /
pág 33
comprar, en contra de lo que acontecía
con anterioridad: cuando veíamos una
vivienda que nos gustaba y volvíamos
tiempo después a comprarlo, había
subido más que lo que había conse-
guido ahorrar.
En España, el 83% de las vivien-
das son de propiedad, frente a solo un
62% en Europa; y solo el 17% se en-
cuentran en alquiler. Quizás sea más
rentable para el titular de una segun-
da vivienda que se lo pueda permitir
vender hoy y comprar otra de las mis-
mas características dentro de un par
de años, obteniendo un beneficio por
adelantado. ¿O alguien piensa que no
bajarán más del 11% del coste que
aproximadamente supondría la nueva
operación de compra?
Esa puede ser una opción, la otra,
sin duda, en un mercado de alquiler
cada vez mejor regulado y motivado
tanto para el arrendador como para el
arrendatario, es el alquiler. Hoy en día
los rendimientos del capital inmobi-
liario pudieran estar entre un 4-6 %,
muy por encima de los escasos intere-
ses bancarios que se pueden obtener
en productos de bajo-medio riesgo.
Para los propietarios reacios hasta
la fecha, será una fuente de ingresos
que ya no se puede desperdiciar, mo-
tivado además por las ventajas fiscales
que se han incorporado al IRF.
Y nos encontramos que de los 26
millones de viviendas existentes en
España, 15 millones tienen más de 30
años y casi 6 millones tienen más de
50 años, de las cuales, se calcula que
hay 2 millones que se encuentran en
mal estado de conservación según el
Ministerio de Fomento.
Esto unido a un motivador Plan
Integral de Vivienda y Suelo 2013 que
Fomenta el mercado del alquiler y la
rehabilitación, me conduce a pensar
que la nueva construcción se apartará
a un lado dejando paso a una rehabili-
tación tanto de la vivienda de propie-
dad como de la vivienda de alquiler.
Un Plan esperanzador que genera-
rá mayor calidad de vida, la mejora de
la conservación de nuestro parque de
viviendas y un importante impulso al
empleo.
El Plan Estatal de Fomento del
Alquiler de Viviendas, rehabilitación,
regeneración y renovación urbana
(2013-2016, RD 233/2013), entre otros,
incluye ayudas no solo desde el punto
de vista estructural, sino que también
se contemplan en materia de Eficien-
cia Energética.
Algo que para el que suscribe, y
como usuario, lo considera una de las
maneras en la que estamos obligados
a ahorrar por dos razones: la prime-
ra, por la continua e imparable subida
del precio de la energía, y otra, porque
no supone esfuerzo ni resta calidad de
vida –al menos yo no disfruto derro-
chando kwh-.
Si calculamos lo que nos cuesta
una lámpara de 6 focos en halógeno
de 50 w, en un salón con 4 horas de
utilización al día, obtenemos un cos-
te con impuestos entorno a 100 euros
anuales. Simplemente sustituyendo
esos mismos focos por otras tecnolo-
gías, como por ejemplo, el bajo consu-
mo o el LED, podemos obtener aho-
rros de hasta el 80 %, y rentabilizar la
inversión en menos de 6 meses (yo
ya recuperé mi inversión y estoy aho-
rrando desde hace bastante tiempo,
sin embargo, no se me olvida cada vez
que me llegan las facturas).
De los 26
millones de
viviendas
existentes en
España, 15
millones tienen
más de 30 años
y casi 6millones
tienenmás
de 50 años
1...,23,24,25,26,27,28,29,30,31,32 34,35,36,37,38,39,40,41,42,43,...76