pág 24
/ mayo-agosto 2013
En Portada
/
Las raíces del río Manzanares
Cimbra
la cota tres, tres metros sobre el ni-
vel del cauce, produce aguas arriba
una altura de nivel del agua de tres
metros, y mantiene a la largo de mil
metros un calado que no baja de un
metro; así se convierte en navegable
para pequeñas embarcaciones. Pre-
sas sucesivas cada mil metros han
ido repitiendo los recintos navega-
bles.
Las compuertas metálicas, móvi-
les, permiten dejar libre el cauce en
caso de crecidas; se actúan de forma
instantánea desde una decorativa
caseta situada en el centro entre las
dos compuertas. Esta actuación me-
diante mandos eléctricos elementa-
les, permite también la limpieza au-
tomática periódica del cauce, soltan-
do de golpe y simultáneamente el
contenido de todos los embalses; la
velocidad adquirida por el agua pro-
duce el arrastre de los elementos que
se han ido depositando en el fondo
del río, trasladándolos aguas abajo
del encauzamiento.
Unas esclusas elementales co-
munican los recintos entre si. Com-
puertas adecuadas y comunicacio-
nes oportunas entre el embalse y el
recinto de la esclusa permiten situar
el nivel interior, mediante mandos, a
la cota del de abajo o el de arriba y
así entrar o salir a cada embalse con
la embarcación situada en la esclusa
al mismo nivel.
Una pasarela de peatones, situa-
da sobre la esclusa, permite el paso
de una margen a otra y el servicio
para los mandos de compuertas y
esclusas así como las operaciones de
limpieza y reparación de los meca-
nismos.
Con estos elementos funcionan-
do, con independencia del caudal
circulante, podemos decir que el río
Manzanares se ha convertido en na-
vegable a su paso por Madrid.
LOS COLECTORES
Por los paseos de ambas márge-
nes del río existían sendos colectores
que llevaban las aguas fecales has-
ta la depuradora de aguas residua-
les situada en la zona llamada “La
China”. Pronto fueron insuficientes
y sus frecuentes roturas por exceso
de carga obligaron a intervenir. Se
realizaron aliviaderos que vertían al
río los caudales sobrantes en días de
abundantes lluvias. Soluciones pro-
visionales. La causa fundamental era
el crecimiento de la ciudad por la
zona Noroeste, que aumentaba pro-
gresivamente los caudales de aguas
negras en la cabecera de los colec-
tores, o llegaban directamente al río.
Como los malos olores se producían
en la zona con frecuencia, se habían
construido, cada cierta distancia,
unos respiraderos en forma de “co-
lumnas jónicas” que trasladaban los
olores cinco o seis metros por enci-
ma del paseo, haciendo más pasajera
la situación. Las tapas de los regis-
tros se desplazaban como conse-
cuencia de la presión interior en los
días lluviosos.
La situación llegó a ser insopor-
table y se tomó la decisión de dise-
ñar y construir una depuradora de
aguas residuales en la zona de Puer-
ta de Hierro. Ello permitiría devol-
ver al río, depuradas, las aguas que
producían el mal funcionamiento de
los colectores. Ese fue el origen y la
primera parte del complejo de la De-
puradora de Puerta de Hierro.
El río
Manzanares se
ha convertido en
navegable con
independencia
del caudal
circulante
A sendos márgenes del rio hoy se puede disfrutar de zonas verdes y de carriles para las bicicletas.
1...,14,15,16,17,18,19,20,21,22,23 25,26,27,28,29,30,31,32,33,34,...76