mayo-agosto 2013 /
pág 23
Cimbra
dos metros de ancho va hormigona-
do hasta la cota menos tres. Desde
allí, siguiendo el hormigón con los
dos metros de ancho, llega a la cota
cero o cauce del río. Aquí empieza la
parte que ha de quedar vista, sola-
mente enterrada por detrás y por el
otro lado dando cara al cauce; esta
cara va revestida de mampostería de
granito. Desde la cota cero a la tres
sesenta se cierra el muro disminu-
yendo por ambas caras el veinte por
ciento, quedando con una anchura
próxima a los cincuenta centímetros.
Sobre esta superficie de hormigón
hay una imposta caliza labrada, que
con sus cuarenta centímetros com-
pleta los cuatro metros que tiene el
cauce de altura uniformemente. Esta
imposta se ha labrado en obra, apro-
vechando los catorce kilómetros de
coronación caliza del murete del en-
cauzamiento antiguo. Sobre la im-
posta caliza remata definitivamente
el muro un pretil de granito labrado,
que intermitentemente se convierte
en unos bancos y está coronado con
unas bolas también de granito, como
coronación ornamental. En el eje de
las bolas, una pilastra de caliza susti-
tuye a la mampostería hasta el fondo
del río.
La ejecución de esta obra firme y
sobria bajo el agua del cauce se ha
realizado valiéndose de unos recin-
tos formados por tablestacas metá-
licas, hincadas hasta clavarlas en las
arcosas duras e impermeables, que
son el verdadero fondo de esta ca-
nalización. También las tablestacas
tuvieron sus dificultades de expor-
tación.
Estos muros, cimentados sobre
las arcosas que forman el subsuelo
de la mayor parte de la ciudad, se-
guirán siendo de forma permanente
la base auténtica y segura de la ca-
nalización de nuestro río. Lo demás,
meritorio sin duda, siempre será
complementario, útil y decorativo,
pero apoyado en la verdadera de-
fensa de las márgenes del Manzana-
res. Reconocerlo así es de justicia; y
si pensamos en las dificultades eco-
nómicas propias de aquella época se
convierte en digno de admiración.
PRESAS, COMPUERTAS,
ESCLUSAS Y PASARELAS
De antiguo, el cauce del río a su
paso por la ciudad, entre el Puente
de los Franceses y la zona de Lega-
zpi, lleva una pendiente del dos por
mil. Ello ha permitido situar las pre-
sas distanciadas exactamente un ki-
lómetro para conseguir una diferen-
cia de nivel de dos metros de abajo a
arriba de cada compuerta. La coro-
nación de la compuerta, situada en
De antiguo, el
cauce del río a
su paso por la
ciudad, entre
el Puente de
los Franceses
y la zona de
Legazpi, lleva
una pendiente
del dos pormil
Fotos de la rehabilitación de las presas del río Manzanares (actualiadad).
1...,13,14,15,16,17,18,19,20,21,22 24,25,26,27,28,29,30,31,32,33,...76