pág 40
/ enero-abril 2013
Artículos Técnicos
/ Abastecimiento de agua a Cartagena
Cimbra
las fuentes de nuestros ríos hasta el
mar, no quedan fuerzas sin cauces,
de las que, domadas, son provecho,
y cuando corren acorraladas y sin
guía son, inexorablemente, destruc-
toras; ni haya un átomo de la tierra
ni de energía española, sin rendir,
mediante vuestro sabio esfuerzo,
la máxima utilidad para hacernos
fuertes, poderosos, independientes”.
La idea de los abastecimientos para
riego, como hoy se tramitan, fue conce-
bida por el Alcalde de Cartagena, Don
Alfonso Torres, y expuesta al pueblo en
una Asamblea magna convocada en el
Teatro Principal, que tuvo lugar en el
año 1923, cuando las valiosas iniciativas
propulsoras de los abastecimientos po-
tables, no hallaban las facilidades a que
eran acreedoras las personalidades que
las expusieron.
ELMARQUÉS DE ESTELLA
BUSCA SOLUCIONES
El 13 de septiembre de 1923, el Mar-
qués de Estella, recorrió España inten-
tando recopilar datos que precisaran
confeccionar un proyecto con la urgen-
te resolución del problema de abaste-
cimiento y riego que hiciera resurgir
Cartagena preponderando sus riquezas
naturales.
No se trata de otra cosa que llamar
la atención sobre el enorme problema
de las aguas de Cartagena con el fin de
estimular por aquel entonces a la medi-
tación de las personas a fin de que estas
aporten ideas o soluciones ocurrentes
sobre el tema del agua.
El carecer de una adecuada dota-
ción de agua aboca a Cartagena a una
precaria situación tanto agrícola, in-
dustrial y comercial, aparte de la salud
pública. Este estado de situaciones in-
fluye poderosamente en la ciudad, en
la que tampoco pueden desenvolverse
las industrias como es debido, por no
tener asegurado el necesario consumo
de agua, por la escasez cada día más
alarmante que de esta se siente, escasez
que ha determinado la obligada medi-
da, de que no haga aquí aguada ningún
buque, cosa que redunda en grave daño
de la población, por el tráfico que resta
al puerto y la mayor carestía de fletes
que, consiguientemente, se aplican a
las mercancías destinadas a éste u ori-
ginarias del mismo.
La escasez de agua llega a tal pun-
to que durante meses, incluso años, el
vecindario de Cartagena no ha visto
llegar a sus grifos ni una sola gota de
agua, teniendo que abastecerse con la
que pueden adquirir de los vendedores
ambulantes, comprada como otro artí-
culo cualquiera de primera necesidad,
a pecios exorbitantes, y esto cuando
logra encontrarla, pudiera dar lugar a
un conflicto de orden público, que nada
de extraño tendrá que estalle cualquier
día, no obstante la previsión de las au-
toridades que son impotentes para dar
solución al problema planteado.
Para paliarlo un poco, guardando las
potables exclusivamente para la alimen-
tación, fue preciso establecer en las ca-
lles varias fuentes públicas, abastecidas,
en las pocas horas que el escaso caudal
de que se dispone lo permite, de aguas
impotables, de las llamadas sanitarias,
que no pueden destinarse a la bebida,
sino a los secundarios usos domésticos.
Se sabe (Fuente: MEDIAVILLA)
que se pagaba el cántaro procedente
de pozos de muy deficientes condicio-
nes para la bebida a razón de quince
pesetas el metro cúbico –0,25 pesetas
el cántaro–, se ven también el Arsenal
y sus navíos, cuarteles y fortificaciones,
sin poderse surtir del agua precisa para
las más apremiantes necesidades, lo
mismo que sucede a los buques que
acuden al Puerto.
Llega la carencia del agua a tal ex-
tremo, que la Madre Superiora de la
Tienda Asilo de San Pedro se dirigió a
laAlcaldía participándole que no tenían
en el abastecimiento ni una sola gota
de agua para condimentar las raciones
que tiene el encargo de preparar para
el reparto gratuito que el Ayuntamiento
viene haciendo entre las familias de los
obreros de la Sierra Minera que carecen
de recursos para poder vivir, por lo que
la Corporación Municipal, se vio en la
imprescindible necesidad, a fin de im-
pedir que estas familias muriesen de
hambre, de tener que facilitarles diaria-
mente numerosas raciones.
Se hace pues necesario procurar
el abastecimiento de la ciudad, con su
Base Naval y Puerto, y por otro dotar al
campo de aguas para riego.
Foto 22: Canalización en superficie.
Foto 23: “Pilón de los burros”. (Año 2012).
Foto 21: Acueducto que cruza el Barranco del Feo.
1...,30,31,32,33,34,35,36,37,38,39 41,42,43,44,45,46,47,48,49,50,...76