enero-abril 2013 /
pág 33
Cimbra
je denominado Barranco de Pedro Par-
do, que es el que actualmente se llama
Barranco del Feo (Plano 6) y por la poca
seguridad de encontrar abundante cau-
dal, se paralizaron pronto las obras, que
se reanudaron en 12 de mayo de 1602.
También consta documentalmen-
te que, en el manantial de El Calvario,
llamado también La Fontanilla (Plano 5
Foto 11) se hicieron en el año 1577, por
orden del Concejo, algunos trabajos de
iluminación de aguas; son éstas las me-
jores que se encuentran en esta región,
aunque de un caudal insignificante.
La ciudad desesperada y arruinada
por los inútiles trabajos y desembolsos
sin ninguna recompensa se decide a
entregarse en brazos de lo imaginario
y fantástico, pensando en acudir a za-
horíes, así que teniendo noticia de que
andaba por la comarca un zahorí des-
cubriendo aguas, se acordó encargar
buscarlo al fontanero Miguel Gutiérrez,
y “no pudo conseguirse que viniera a
Cartagena, a pesar de reconocer la con-
veniencia de traerlo por el beneficio
que podía reportar a esta ciudad y su
república, por encontrarse en Lorca”,
y en 1602, el Ayuntamiento comisionó
al Regidor don Diego Bienvengud para
que “entrara en tratos con otro zaho-
rí de ciencia y conciencia y fuera con
éste a descubrir el agua que había en
el Barranco de Pedro Pardo, y habien-
do pedido 1.500 ducados por descubrir
tres dedos de agua a su costa y ponerla
donde se pudiera encañar, el Municipio
renunció a hacerlo, no fiándose en la
vista o suficiencia del zahorí”.
En 1604, ante la fuerte escasez de
agua que azota la ciudad y teniendo
noticia de que en la villa de Ontenien-
te había un maestro fontanero llamado
Onorat Martínez, muy práctico en ne-
gocios de aguas, se tomó el Concejo el
acuerdo de que se hiciera venir a Carta-
gena y practicara un reconocimiento en
los manantiales del Barranco de Pedro
Pardo y en el que había cerca de la ermi-
ta de San Jusepe, que estaba en el cerro
Norte de las antiguas Puertas de San
José (Plano 4) y de la existencia de cuyo
manantial no hemos vuelto a encontrar
rastro alguno en todos los documentos
examinados (
Fuente: José Mediavilla
).
CONDUCCIÓN DE AGUA
DESDE EL BARRANDODEL
FEO
Basados en el informe presentado
por el fontanero Martínez, se dio inicio
a los primeros trabajos para conducir
a Cartagena las aguas del barranco de
Pedro Pardo (Barranco del Feo), obras
que se realizaron muy lentamente, y
hasta el siglo XVIII no pudieron uti-
lizarse las aguas para el surtido de las
fuentes (Plano 6).
En referencia a la fuente del Barran-
co del Feo y según un informe que emi-
tió el Capitán de Navío de la Real Ar-
mada don Joaquín Lorenzo Goicochea
el primero de agosto de 1788, en unión
de un maestro fontanero y el veedor
(*)
de albañilería Francisco García:
habiendo hecho varios expe-
rimentos con un canute de caña,
ajustó la fuente y dimensiones del
agua y convino y certificó que en
toda había una pulgada cúbica”
Durante el año 1613, por mediación
del señor Bracamonte, el Ayuntamien-
to de Cartagena, dirige varias cartas al
Rey, Consejeros, Secretarios, etc., sobre
el asunto de la conducción de las aguas
de los ríos Castril y Guardal, con el fin
de conseguir ejecutar el proyecto.
En la Real Cédula de 27 de mayo
de 1617, se recibió declaración a Pedro
Casquer, quien dijo que la conducción
de los ríos Castril y Guardal se podría
hacer por parte más cómoda y a menor
coste que la proyectada en el pasado,
de nuevo se juntaron las poblaciones
de Murcia, Lorca, Cartagena, Totana y
Alhama, y el Cabildo de la Iglesia, cre-
yendo todos ellos la conveniencia de
traer esa agua.
Foto 8: Nacimiento de la Fuente de San Juan: Interior
de las Galerías.
Foto 9: Pilas en la Fuente de San Juan.
Foto 7: Fuente de la Calle Real
Basados en
el informe
presentado por
el fontanero
Martínez, se
iniciaron los
trabajos para llevar
agua del barranco
dePedroPardo
1...,23,24,25,26,27,28,29,30,31,32 34,35,36,37,38,39,40,41,42,43,...76