septiembre-diciembre 2012 /
pág 37
Cimbra
Obtención de modelos
y generación de datos
3D. Desplazamientos y
deformaciones
Para obtener los modelos de los
elementos de la depuradora, una vez
procesados los datos de las diferentes
tomas, se ha seguido el proceso men-
cionado anteriormente, dando como
resultado los modelos 3D de todos ellos
y del conjunto. Figura 11 y Figura 12
La representación obtenida en es-
cala de grises nos permite comparar
los dos modelos temporales de todos
los elementos.
En la primera toma de datos, los
modelos están mejor representados
puesto que se realizaron 10 tomas el
primer día frente a las 6 del segundo
día y, por tanto, hay más puntos re-
dundantes.
No obstante, los datos obtenidos
son suficientes para comparar los dos
modelos dado que como se ha mencio-
nado en el apartado correspondiente
de la metodología, la separación hori-
zontal entre puntos ha sido menor de
2 milímetros tanto en horizontal como
en vertical y el tamaño del haz del pun-
to ha sido de 5 milímetros.
Una vez que se georreferencian los
dos modelos en el mismo sistema de
coordenadas, es posible realizar una
comparación entre ellos obteniéndose
diferencias de coordenadas en algu-
nos puntos como muestra la figura 13.
A través de la creación de los mode-
los 3D y la comparación entre ambos,
en su totalidad o en zonas muy loca-
lizadas, se pueden detectar movimien-
tos correspondientes a asentamientos
o hundimientos de la plataforma.
En la zona correspondiente al tan-
que de tormentas, se han detectado
asentamientos del terreno que aun-
que son apreciables a simple vista, lo
son más aún a través de la compara-
ción de los diferentes barridos del lá-
ser escáner. Figura 14
Durante el estudio de los mode-
los 3D de los elementos, se ha podido
apreciar en ellos, defectos en los alza-
dos debido a la ejecución incorrecta de
las obras.
Por ejemplo, en el canto del muro
interior del pozo de gruesos, se ha de-
tectado que uno de los tapones corres-
pondientes al tubo pasamuros que se
colocó previamente durante el montaje
del encofrado (Figura 15), para que pa-
sara el espadín que sujeta ambas caras
del encofrado, presenta un hundimien-
to cuya profundidad no es fácil de de-
terminar con un simple reconocimien-
to visual. Con el barrido láser interno
del pozo de gruesos sí se ha detectado
este fallo y además se ha cuantificado
la profundidad del hundimiento en
unos 4 milímetros. (Figura 16).
Comparativa de resultados
entre métodos topográficos y
láser escáner
Una vez obtenido los modelos de los
barridos láser, a continuación procede-
mos a contrastar analítica y gráficamen-
te los resultados de los puntos que se
tomaron con los métodos topográficos.
• Comparando gráficamente algu-
no de los elementos, por ejemplo
el tanque de tormentas, median-
te un programa de CAD, se apre-
cia que el desplazamiento en el
Figura 11: Modelo obtenidos en la primera fase de toma
de datos.
Figura 12: Modelo obtenidos en la segunda fase de
toma de datos.
Figura 13: Superposición de modelos. Diferencias
correspondientes a los movimientos de los elementos.
Figura 14: Tanque de tormentas. Zona de asentamiento
del terreno.
Figura 15: Tapón de pasamuros.
Figura 16: Obtención de modelo del hueco producido
por el tapón del pasamuros.
1...,27,28,29,30,31,32,33,34,35,36 38,39,40,41,42,43,44,45,46,47,...78